12.170 cursos gratis
8.782.564 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 8:

 Caso sin éxito. Cirugía bariátrica (1/2)

De otro artículo dedicado por ABC News a la experiencia de la actriz Carnie Wilson presentado el 13 de mayo del 2008, extraemos algunas porciones:

‘Para muchos veteranos de las dietas de choque (crash diets), sesiones dolorosas en el gimnasio y planes de comer diseñados para ellos, la cirugía bariátrica puede ser la opción final.
‘Pero, si en algunos casos éstas pueden resultar en pérdidas de peso dramáticas, para algunas personas las libras retornan.
‘Ese fue el caso con la cantante Carnie Wilson, cuya figura fluctuante dominaba las cubiertas de los tabloides en el último de los capítulos de su muy publicitada lucha contra la obesidad desde su bypass gástrico en el 1999.

‘Wilson quien cumplía 31 años a la sazón, pesaba más de trescientas libras antes del procedimiento que redujo su estómago al tamaño de un huevo.
‘La operación fue un éxito, Wilson bajó 152 lb y su figura delgada la hizo el símbolo de la cirugía bariátrica.
‘En el 2005, la mujer recuperó 70 libras cuando salió embarazada con su hija, pero más adelante perdió este peso. Y, hasta hace muy poco lucía muy delgada.

Pero todo ha cambiado, en fotos, en  su portal y en ABC, la estrella luce más gorda que nunca.
‘Sin duda, la cirugía bariátrica funciona. En los primeros dos años después del proceso, la mayoría de los pacientes pueden perder 50-80% de su peso en exceso.
‘Pero, el peso, para muchos retorna.
‘Nosotros sabemos que para más de un 5% el peso retornará con el tiempo’. Dice el Dr. Daniel Jones director de un programa de cirugía bariátrica en Boston.

Casos de personas operadas para bajar de peso

   Carnie Wilson: antes           Carnie Wilson: después          Carnie Wilson: Ahora

‘La mayor razón, es porque los factores causativos no han sido removidos’.
‘Otros expertos dicen que para un 20% de los pacientes, después de la pérdida de peso inicial, éste tiende a retornar para continuar aumentando.
‘Parece ser que la restricción calórica es sólo una parte de la ecuación, aunque una parte muy importante.
‘Pero, después de dos años la biología comienza a reafirmarse a sí misma.
‘La bolsita pequeña que quedara del estómago crece entre un 10 a un 20% y las partes restantes se vuelven más eficientes en absorber calorías.
‘En algunos casos los pacientes retornan a su viejos hábitos de vivir con la consecuente expansión adicional del estómago y mayor incremento en el peso.

‘Aunque el problema’, dice Jones, ‘es que los pacientes comienzan a comer de nuevo las fast foods, ricas en grasas y azúcar’.
‘Un cirujano nos dijo que él se limita a cortar y a coser, el resto le pertenece a quien va asistir el paciente con el lado psicológico del problema’.

Resumiendo el desarrollo de nuestra tesis

En mi artículo acerca del órgano fantasma hago hincapié en la presencia regulatoria en el encéfalo de un esquema corporal.

En mi ponencia acerca de la gastroplastía y la lobotomía, enfatizo la reciprocidad funcional y humoral del estómago con varios órganos, distantes, incluyendo el cerebro.

El hambre, por su parte, no siempre aparece en respuesta a la necesidad de comer para reponer energía utilizada. Ya que, por razones desconocidas, un episodio estresante, o una expectación gozosa pueden arruinar o desencadenar nuestra hambre, por mecanismos psicológicos ajenos a la actividad de la ghrelina.

En esos casos, sería ingenuo invocar las actividades de la ghrelina y la leptina para el acto de alimentarnos --- si es que puede ser llamado ‘alimentación’ --- cuando comemos por razones ajenas a la supervivencia.

En muchos casos, debidos a alteraciones interoceptivas, algunas personas no pueden registrar los indicadores de que una comida debe de terminar, y siguen comiendo sin cesar.

Entonces, tenemos el fenómeno, por todos conocidos, de que luego de haber comido por encima de lo prudente, y, cuando la comida todavía no ha sido digerida, que tenemos hambre renovada.

Comemos, a veces, sin saber por qué lo hacemos.

Mario, un paciente que calificaría para una de las cirugías bariátricas, con resignado candor, admite que aunque esté atiborrado de comida ‘hasta el cuello’, cuando ve las galletitas Oreo no puede parar de comerlas.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Cirugías bariátricas. Mejora de enfermedades y pérdida de peso



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Las emociones y la pérdida de peso
Sean bienvenidos a un nuevo vídeo tutorial de bienestar y salud ene l cual... [19/01/12]
6
Curso con video
2. Cirugías bariátrica. Aspectos y consecuencias
La obesidad es un tema que cada vez se escucha más en todas partes del mundo esto... [08/08/11]
33  
3. Algunas enfermedades comunes
En este curso os queremos ofrecer una pequeña guía con la que podremos conocer con... [21/05/04]
6.362  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail