12.170 cursos gratis
8.782.564 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capýtulo 7:

 Gordura. Aumento de peso (1/3)

En el caso específico de la gordura

Las ballenas, para alimentarse, comiendo cantidades enormes de los animales diminutos de que viven, tienen que gastar montos extraordinarios de energía para lograr navegar las aguas donde éstos se encuentran. Resultando en un balance, a veces, desproporcionado entre la energía utilizada y la consumida.

En el caso de los cetáceos, estamos seguros de que existen mecanismos similares a los nuestros que regulan su apetito, metabolismo y control ponderal.

De lo que deducimos, que, cuando expresamos el peso de una variedad de ballena adulta, que estamos estimando el peso promedio de esa especie en particular.

En otras palabras, que todas las ballenas de una especie, son muy similares en volumen.

Lo que no sucede en nuestro género, y lo que es asunto de gran importancia cuando hablamos del sobrepeso del ser humano.

*El aumento de peso en el ser humano

Con el ser humano, ese promedio no existe, ya que factores accesorios pueden influir en decidir el peso entre los miembros de las tribus más uniformes que estudiamos.

Factores imponderables en este respecto pueden estar relacionados a elementos demográficos, socioeconómicos y, por supuesto, a la alimentación y estado de salud del individuo.

Si tomamos en cuenta la noción de que la capacidad de acumular grasa, discretamente, es una adaptación temporaria y beneficial para nuestro género, también es necesario considerar que, como hemos dicho en otras ponencias, que este atributo --- en nuestros tiempos --- se ha constituido en una exaptación sin fines beneficiosos para nuestra supervivencia.

En el caso de las ballenas, los elefantes y otros animales de similar envergadura, para ser enormes, ellos evolucionaron, por medio de la selección natural, los mecanismos necesarios y estables que les permitieron lograr su tamaño, donde han permanecido por eones, sin hacer cambios evolutivos.

Sus dietas, sus hábitats, y su estilo de vida han sido los mismos desde que lograron su equilibrio adaptivo.

En el caso de nuestra especie, nuestra globalización nos ha expuesto a presiones enormes, desde la velocidad con que nos desplazamos para viajar, la polución que nos afecta, el hacinamiento de las ciudades, lo que comemos, lo que bebemos, las sustancias tóxicas con las que entramos en contacto constantemente, todos son factores que, sin duda, ejercen algún impacto en nuestro ADN afectando la herencia, posible, de ciertos rasgos, sean éstos buenos o malos.

La más importante de todas las cosas que hemos cambiado han sido nuestros estilos de vida. De ser animal de hábitos diurnos, a serlo de hábito nocturno, amén de diurno. Lo que afecta nuestros biorritmos.

Dentro de los cambios hechos, hemos alterado de la manera más drástica, nuestra dieta y niveles de actividad física.

Como resultado de esto último, podemos plantear como hipótesis, que una adaptación descarrilada nos dejaría llegar a la gordura, la que, como el famoso, aprendiz de mago, no conocemos la fórmula para detener en su avance incontenible.

Además que, cuando consideramos las magnitudes de las acumulaciones ponderales y grasas de los seres que son sometidos a las cirugías bariátricas, estamos hablando de cantidades totalmente inimaginables, ya que sobrepasan, a menudo, los límites de lo creíble. Ya que la evidencia acumulada corrobora el hallazgo de que ganar de peso, sobre ciertos niveles, demanda un esfuerzo heroico y que no sabemos la razón cómo algunos miembros de nuestra especie pueden hacerlo de manera incontenible para lograr el volumen extremo que logran.

*Modelos de diabetes mellitus (DM) en animales

En la literatura veterinaria hemos encontrado ejemplos felinos y caninos de DM, pero no estamos convencidos de su relación directa a nuestra enfermedad, ya que ellos se alimentan de manera diferente a nosotros, en la mayoría de los casos.

Los otros que desarrollan la obesidad y la diabetes, lo hacen como huéspedes renuentes de laboratorios experimentales y no siguiendo las vías culturales por nosotros establecidas.

*Modelos de la obesidad en otras especies

La obesidad existe como tal, primariamente en animales destinados a ser sacrificados para nuestro consumo y en animales domésticos cuyos dueños los han hecho víctimas de sus propios hábitos de comer, alimentándoles golosinas en demanda.

Otros animales engordados son del mayor interés para nosotros, ya que fueron hechos obesos en el laboratorio con fines de experimentos por medio de lesiones hipotalámicas y mutaciones genéticas.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Cirugías bariátrica. Aspectos y consecuencias



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Complicaciones. Cirugía bariátrica
Gracias a la gran cantidad de personas que sufren de obesidad las cirugías... [05/08/11]
22  
2. Cirugía bariátrica. Deficiencia de cobre
En esta ocasión te presentamos una nueva guía con la cual las personas que han... [24/08/11]
7  
3. Cirugías bariátricas. Mejora de enfermedades y pérdida de peso
En esta ocasión te hablaremos sobre la pérdida de peso y la cirugía bariátrica.... [24/08/11]
6  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail