12.176 cursos gratis
8.740.070 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Los chismes y las personas chismosas

Autor: Felix Larocca
Curso:
|59 alumnos|Fecha publicación: 19/07/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 7:

 El rumor como estrategia bélica

Los primeros estudios sistemáticos del fenómeno del rumor se realizaron en Estados Unidos, debido a la proliferación de éstos durante la segunda guerra mundial y los efectos negativos sobre la moral de las tropas.

Revisando los documentos de las bases de la propaganda política y de guerra de los nazis, redactados por Goebbels, ministro de Propaganda de Adolfo Hitler, estos hicieron del rumor una estrategia de guerra, para desorientar al enemigo, engañar a las poblaciones que iban a invadir y crear falsas expectativas de triunfo en sus propias tropas.

Estos documentos, que abarcan 1942 y 1943, en uno de los principales puntos establecían que la propaganda debía afectar a la política y a la acción del enemigo de cuatro maneras:

1.- Suprimiendo el material propagandístico capaz de facilitar al enemigo informaciones útiles, que llegaban a manera de rumores. Esto es, se negaba a afirmar sobre victorias que anunciaba el enemigo, más valía que pensaran que habían logrado dar en el blanco correcto, sin que ello fuera correcto. Era la imprecisión de un rumor.

2.- Difundiendo abiertamente propaganda cuyo contenido o tono condujera al enemigo a sacar las conclusiones deseadas.

3.- Incitando al enemigo a revelar informaciones propias de carácter vital, y

4.- Absteniéndose de toda referencia a una actividad que perjudicara al enemigo cuando ella pudiera desacreditar tal actividad.

Los nazis hacían un juego doble con la verdad, que la esparcían a través de rumores, de falsos informes o de informes a medias. Su norma era que sólo la credibilidad debía determinar si los materiales de la propaganda habían de ser ciertos o falsos.

Goebbels sostenía que él decía la verdad y sus enemigos contaban embustes. Pensaba que la verdad debía ser utilizada con la mayor frecuencia posible; de lo contrario, el enemigo, o los propios hechos, podían demostrar la falsedad, en cuyo caso la propia credibilidad sufría detrimento. Por consiguiente, las mentiras o los rumores eran útiles cuando no podían ser desmentidos.

Un ejemplo clásico de un rumor de los nazis eran las historias referentes a un supuesto canibalismo por los soviéticos difundidas en países extranjeros, pero semejante material estaba proscrito en Alemania para que no aterrorizara a aquellos cuyos familiares estaban luchando contra los rusos.

El chisme es un pasatiempo para algunos que sufren de trastornos narcisistas de la personalidad.

Para Dino y sus análogos, el chisme no es vida --- el chisme es la vida.

Sumidos en una cloaca de vaguedades morales y desprovistas de una autoestima saludable, el NP recurre al chisme, no para enseñar a los demás cuan bajos sus víctimas pueden ser, sino cuan menos bajos ellos mismos creen ser.

Dino, en su cobardía, fustigaba a sus hijos con flagelos, mataba a sus perros, los torturaba, sometía a su esposa a la violación conyugal, se mofaba de su hijo que de Asperger sufriera, mientras que él y su hermano se proyectaran ser seres especiales.

¡Pobre diablo!

El chisme no requiere pruebas. La opinión pública construye más a partir de impresiones que de hechos, por lo tanto, una mera acusación basta.

Además, el rumor tampoco requiere la existencia de grandes logros por el chismoso, a éste le basta que su víctima luzca mal.

Por eso Dino mentía, construyendo la realidad demostrada en ficción inventada.

Dino y el chisme existen lado a lado. Son parte esenciales de la Naturaleza y de sus designios. Condenarlos no es justo, ya que ellos son tan necesarios como somos todos los seres vivientes: cucarachas, alimañas, bacterias, ratas y (por supuesto) los Dinos, para la supervivencia total. (Véase mi ponencia: Dino, el Marchante del Puente: Una reseña acerca del Narcisista Patológico [NP])

Pero, y a pesar de que tantas veces hemos incluido el tema del deber en nuestras lecciones, aquí aparece apropiado, hacerlo de nuevo.

Capítulo siguiente - La moral como deber

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Los chismes y las personas chismosas



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo convertirse en un orador
Este curso, extraído de la obra "Las presentaciones de negocios", ofrece gratis las... [16/11/01]
40.031  
2. Introducción a la redacción periodística
Con este curso podrás aprender a redactar las noticias de un diario. Descubre las... [05/07/04]
46.643  
3. Aprenda a hablar en público
Todos vivimos en relación, todos nos comunicamos, de una forma u otra. Es... [10/09/04]
104.213  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail