12.170 cursos gratis
8.782.689 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

El cerebro como ecosistema

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opinión) |47 alumnos|Fecha publicación: 27/07/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 1:

 El ecosistema cerebral

El cerebro como ecosistema

La actividad más exaltada que un ser humano puede lograr es aprender para poder comprender. Por­que el comprender es ser libre.’ Baruch Spinoza (1632-1677).

Cuando los ‘expertos’ nos dicen que las depresiones u otros trastornos psiquiátricos, son resultado de desequilibrios químicos cerebrales, ¿cómo explicamos a ellos --- quienes hablan de un asunto que aún no ha sido demostrado --- que sus asunciones pueden resultar siendo erróneas?

                                               ecosistema cerebral

Cuando hablamos de trastornos emocionales, no se puede pretender que, para que éstos existan, que los elementos humorales que residen en el cerebro se han, simple­mente, desestabilizado, sin razón alguna --- ya que no existen patógenos para explicarlo y que lo hacen de manera idéntica para reproducir fidedignamente los diver­sos cuadros clínicos de la neuropsiquiatría.

Mejor, y aún más acertado, sería describirlos como trastornos de la plasticidad sináptica y neural de ese microcosmos que, en nuestros cráneos reside, y que todo, en nuestras vidas, gobierna. (Véanse mis artículos acerca de los hologramas).

El cerebro como ecosistema

Entender el cerebro, como ecosistema y de sus funciones bioquímicas y metabólicas en el desarrollo de las enfermedades que llamamos ‘mentales’, es, en parte, el propósito de esta lección. La otra parte consistirá en conducir una revisión de lo conocido acerca de la patofisiología de los trastornos emocionales.

¿En qué consiste un ecosistema?

Definiciones abundan, y muchas son torpes en su expresión. Para nuestro propósito adaptamos la ofrecida por The American Heritage Science Dictionary:

‘Un ecosistema es  una comunidad de organismos, considerados juntos con su entorno físico.

‘Representa un medio de relaciones interdependientes e interactivas, incluyendo tales procesos como son la circulación de energía a niveles tróficos y el tráfico de elementos químicos, y compuestos similares, a través de los mecanismos, vivos e inertes, dentro de su estructura’.

El cerebro, como todo ecosistema, es muy complejo, no-linear, y auto-organizador.

Ambos, científicos especializados en el estudio de las funciones cerebrales, y los ecologistas, describen este elemento auto-organizador como ‘el principio homeostático’, donde el sistema mantiene su propio equilibrio o  ‘punto determinado’ (set point).

La alostasis, y su importancia en el equilibrio del ecosistema cerebral

En seguida reproducimos una definición del proceso de la alostasis (provista, asimismo, por The American Heri­tage Science Dictionary):

‘Bruce McEwen, en el 1993, adoptó el término ‘alostasis’ para complementar nuestro uso de la palabra estrés. McEwen trató de reflejar con este término lo que puede ser considerado como la manera más eficiente del organismo para responder a las circunstancias medioam­bientales y a los estímulos a que se exponen los individuos todos los días.

‘McEwen considera que la alostasis resulta de un rápido e intrincado sistema de respuestas entre el cerebro, el sistema nervioso autónomo, y otros sistemas del cuerpo, a través de las hormonas liberadoras. Esta acción coordina el cerebro, que se sensibiliza a la situación nueva o amenazante, el sistema endocrino, que moviliza el resto del organismo, y el sis­tema inmunológico que es esencial para nuestra defensa interior.

‘Una imagen clásica de la alostasis es aquélla en la que un animal huye de su depredador.

La sobrecarga alostática

Como sobrecarga alostática, estamos hablando de una disrupción mayor afectando un eco­sistema como la que vemos en gran escala en el calentamiento global o con lo que sucede económicamente con la crisis financiera mundial.

Sobrecarga alostática es igualmente lo que ocurre cuando nuestros cerebros fallan en su misión de proporcionar homeostasis frente al estrés cualquier forma de estrés.

Aquellas personas que padecen de enfermedades emocionales se sobrecargan alostáticamente, fácilmente. Y, cuando esto sucede, sus cerebros no se recomponen con la presteza debida.

Esas personas, se encuentran enmarañadas en un sistema de dinámicas conflictivas y estresantes, atrapadas en sus propios pensamientos angustiantes y emociones incontrolables.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a El cerebro como ecosistema



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Amor y cerebro. Neurociencias
Hablamos un interesante tema sobre la relación que existe entre el amor y el... [01/08/11]
25  
2. La comida. El cerebro adicto
En esta oportunidad en este curso de salud hablamos sobre la importancia que... [03/08/11]
40  
3. Síndrome de la deficiencia de la recompensa del cerebro
En esta lección veremos nociones importantes de las neurociencias se identifican y... [29/08/11]
15  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail