12.176 cursos gratis
8.741.981 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Celibato. Evolución en la historia

Autor: Agustín Fabra
Curso:
8/10 (1 opinión) |23 alumnos|Fecha publicación: 09/09/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 2:

 Evolución. Celibato (1/2)

Evolución histórica del celibato

El cristianismo primitivo empezó a dar algunos casos de celibato, como en el caso de Pablo de Tarso. Tanto Pablo en el capítulo 7 de la Primera Carta a los Corintios, como el propio Jesús en Mateo 19:10-12, ya nos hablan de que el celibato es un don y un llamado de Dios que deberá aceptar la persona que a ello haya sido llamada, ya sea laico o religioso. Se trata de una vocación con vistas al Reino de Dios, y no de un invento de la Iglesia Católica, como algunos lo califican. Si analizamos detenidamente los dos textos bíblicos mencionados nos daremos cuenta que tras ellos late la legislación del celibato sacerdotal.

Para comprender el alcance del celibato es necesario revisar la evolución histórica de la legislación celibatal, la cual contiene tres momentos principales:

· De la comunidad apostólica al siglo IV.
· Del siglo IV al siglo XII.
· Del siglo XII hasta la actualidad.

De la comunidad apostólica al siglo IV.

En el comienzo de la predicación cristiana, cuando el celibato no era un estado admitido por la sociedad de aquella época, es lógico que los Apóstoles no esperasen encontrar personas célibes en número suficiente para regir las numerosas comunidades cristianas que iban surgiendo, y tampoco se podía pensar que el deseo de Pablo de Tarso de que el servidor fuera célibe fuese inmediatamente aceptado y practicado en todas las comunidades.

En aquellos primeros tiempos del cristianismo había que fundar las comunidades cristianas en base a la predicación, y para ello se escogía a las personas más capacitadas en ese momento. Por ello Pablo exige al menos lo indispensable; a saber, que no fueran libertinos o que no hayan tenido ya varias mujeres. Incluso es de admirarse que en ese ambiente naturalmente contrario a la abstención sexual, Pablo haya tenido la claridad y el valor de predicar a los solteros y a las viudas que “bien les está quedarse como yo; pero si no pueden contenerse, que se casen” (1 Corintios 7:8-9). Sus palabras son, sin duda alguna, de un gran calibre profético.

Lo mismo cabe decir de los textos donde Pablo señala que “si alguno no es capaz de gobernar su propia casa, ¿cómo podrá cuidar de la Iglesia de Dios?” (1 Timoteo 3:5). Pablo aquí no está diciendo que los candidatos deben ser necesariamente casados, ni que un célibe pueda ejercer o no ese cargo, sino que el candidato que ya esté casado debía dar muestras de buen gobierno de su propia familia, antes que pretender gobernar una comunidad perteneciente a la Iglesia de Dios.

Y esta fue la práctica de la Iglesia durante los primeros siglos. Admitía a las órdenes sagradas a candidatos casados, siempre y cuando diesen un testimonio de vida de un matrimonio vivido de manera irreprensible. Sin embargo, con toda seguridad había ministros casados y otros célibes, aunque no podemos determinar qué oficios se les reservaban a unos y a otros. No obstante, algunos estudiosos se inclinan a pensar que si bien no era obligatorio, la mayoría de iglesias locales, tal vez celosas de las palabras de Pablo, guardaban la preferencia de admitir a las órdenes sagradas a las personas célibes.

El propio Pablo y muchos otros discípulos fueron célibes a lo largo de su vida, posiblemente aplicando las palabras de Jesús al respecto: “No todos entienden este lenguaje, sino aquellos a quienes se les ha concedido. Porque hay eunucos que nacieron así del seno materno, y hay eunucos que se hicieron tales a sí mismos por el Reino de los Cielos. Quien pueda entender, que entienda” (Mateo 19:11-12).

Capítulo siguiente - Evolución. Celibato (2/2)
Capítulo anterior - Celibato. Historia

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Celibato. Evolución en la historia



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Celibato y castidad. Religión
El celibato es denominado como el estado de no estar casado; la castidad es la... [16/08/11]
21  
2. La verdadera historia del Espíritu de la Navidad
La cercanía de las festividades navideñas acerca la presencia de los Grandes... [07/12/05]
1.349  
3. El Padrenuestro: historia y significado
El Padrenuestro está considerado como la oración cristiana común por excelencia... [28/04/11]
422  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail