12.170 cursos gratis
8.782.559 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Cambio global de la sociedad

Autor: Ec. Miguel Lazo
Curso:
9,50/10 (4 opiniones) |7128 alumnos|Fecha publicación: 24/11/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 31:

 Modelo Redistributivo o Solidario

Este modelo tiene una finalidad esencial, el de maximizar los principios de solidaridad e igualdad social a través de la distribución del ingreso y de la riqueza socialmente generada (CDS, Quito, 1993).

Entre las características de este modelo se destacan dos: la solidaridad y la participación. La primera expresada en la distribución y la satisfacción de las necesidades básicas y la de participación, en la intervención plena, igualitaria y profunda de la comunidad en los procesos de decisión referidos a las necesidades individuales y colectividades sean éstas locales, regionales o nacionales. Necesidades que se refieren a los ámbitos productivo económico, de empleo, sociales y culturales.

Este modelo concibe a la descentralización como:

·         Un instrumento político de reforma del Estado que contiene potencialidades democratizadores al posibilitar la transferencia de competencias y recursos desde un poder central -sumamente fuerte en casi todos los países- hasta los niveles locales.

·         Un mecanismo de democratización del Estado a través de la ampliación de los espacios de participación en el ámbito local, como la forma privilegiada de garantizar una distribución más equitativa del poder y de los recursos.  Un medio que busca la equidad y solidaridad nacional a través de la redistribución de la inversión y del gasto en todo el territorio.

·         Una instancia de fortalecimiento del papel del ciudadano como portador de derechos civiles, políticos y sociales con pertenencia a colectividades sociales.

·         Un mecanismo de mayor eficacia en la gestión municipal, centrada tanto en la prestación de servicios como en el mejoramiento de la calidad de gobierno hacia asegurar los derechos ciudadanos.

·         Un proceso multidimensional con fundamentos históricos, sociales, económicos, productivos en el que intervienen dimensiones culturales, costumbres, formas de vida, concepciones jurídicas, instituciones, intereses y actores, de los más diversos.

Finalmente, la transferencia de competencias no garantiza por sí misma una mayor democratización, puesto que para que ésta sea efectiva se requiere además, de la transferencia de atribuciones, del traslado y asignación de recursos presupuestarios y de mecanismos financieros, así como de la capacitación técnica-administrativa de los entes ejecutores y de los agentes políticos locales y de la apertura a la mayor participación orgánica de esos entes locales y comunitarios en las decisiones que les competen.

Cabe señalar, que no existen en la realidad modelos puros, puesto que la práctica política e ideológica se encarga de matizarlos, adaptarlos a circunstancias e intereses concretos, de allí que sea difícil encasillar la práctica en uno de los modelos expuestos, pero lo que sí es posible reconocer o identificar son algunas de las características preponderantes.

Es necesario ampliar y fortalecer la participación social, en todas las fases de la planeación, formulación, concertación, decisión, administración, ejecución y control de las políticas de interés colectivo, es sin duda, un aspecto central no solo en términos de ampliar y consolidar la democracia, sino de control de la gestión económica, administrativa y política de sus representantes y de las instituciones. La experiencia de descentralización muestra que cuando ésta no va acompañada por la democratización de las relaciones sociales de dominación, la cultura clientelar y autoritaria se profundiza.

Generalmente la descentralización ha sido concebida como un proceso de transferencia de competencias y recursos del gobierno central hacia los gobiernos seccionales. Poco o nada se dice sobre la descentralización al interior de la provincia y del cantón hacia la sociedad civil. Esta situación se comprueba al constatar los altos porcentajes que reciben las cabeceras provinciales y cantonales, incluso cuando tales poblaciones son notablemente inferiores, a la existente en la respectiva circunscripción territorial.

En este sentido cabe resaltar los esfuerzos legislativos (ordenanzas) realizados por algunas municipalidades, como es el caso del Municipio de Cuenca que se ha comprometido, a través de la Ordenanza de Apoyo Municipal a las Juntas Parroquiales Rurales del Cantón Cuenca, en los artículos 8, 9 10 y 13, a determinadas obligaciones y responsabilidades respecto del Plan de Desarrollo Parroquial, así como del apoyo financiero destinado a la ejecución de Proyectos de Desarrollo Local.

En igual forma el Municipio de Ibarra en 1998, ha creado a través de la "Ordenanza de Participación Económica ciudadana, el Fondo Económico de participación ciudadana, fondo consistente en el 20% de los recursos provenientes de la Ley Especial de Distribución del 15% del Presupuesto del Gobierno Central para los gobiernos Seccionales, que sería distribuido en las parroquias urbanas, zonas periféricas y parroquias rurales del cantón.

Es indudable que la crisis económica, política y social por la que atraviesa el país en las últimas décadas, ha incidido en la capacidad del Estado en abordar las intensas tareas redistributivas que son de su esencia. La incapacidad para prestar servicios públicos eficientes se ha expresado en el deterioro de la infraestructura, básicamente educativa y de salud. Las consecuencias de este deterioro han sido la caída considerable de la calidad de vida de la mayoría de la población y la pérdida de capacidad del Estado.

La decadencia y menoscabo de la calidad de vida de la población, ha generado una sensación de que el sistema político no tiene interés y/o capacidad para afrontar su misión y por tanto, ha profundizado la desconfianza de los ciudadanos en el Estado y sus instituciones (Carlos Blanco. 1996).

La descentralización, como se ha visto en este análisis, es un instrumento idóneo para recoger las demandas sociales, permite que las instituciones estén en una situación de mayor proximidad con el ciudadano, crea las bases para que se ejerza mayor fiscalización y control hacia los representantes, abre canales de interlocución entre el Estado y la sociedad. En suma impulsa y expresa una profunda reestructuración del Estado, tanto desde el punto de vista de su estructura como de sus funciones, así como en sus expresiones espaciales.

La legislación básica no debería imponer un modelo uniforme de organización sino unos principios generales y flexibles. Debe además ser suficientemente amplia para permitir que cada uno de los entes locales legisle internamente su organización propia (ordenanzas)

Al contrario de quienes piensan que basta disponer de un buen cuerpo de leyes para que la descentralización se desarrolle, se debe recordar que las leyes por si solas no modifican la sociedad, lo que no significa que sea necesario o útil la formalización de normas básicas junto con la ejecución de medidas económicas. La relación entre el Estado y la sociedad no puede reducirse a la vinculación legal, como apunta Simón Pachano, a pesar de que se haya creado la ficción de que el orden descansa en la bondad de las leyes. En este sentido anota que es imprescindible separar los conceptos de legitimidad y legalidad, en razón de que cada uno responde a lógicas distintas, la legalidad alude al ámbito de las leyes establecidas, mientras que la legitimidad se refiere al grado de justicia, de razonabilidad y de consenso que asegure la obediencia a lo justo, sin que sea necesario, salvo en casos marginales, recurrir a la fuerza.

La distinción expuesta permite afirmar que no todo poder legal es necesariamente legítimo, así como que toda legitimidad se halla necesariamente vinculado a lo legal, a pesar de que en nuestra sociedad aparezca que el único elemento de vinculación entre la sociedad y el Estado es el cuerpo de leyes.(Pachano Simón. 1996)

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Cambio global de la sociedad



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Filosofía política. Concepto de lo político en la sociedad global
El concepto de lo político en la sociedad global , es un estudio de filosofía... [11/02/11]
272  
2. Siglo XXI. Desarrollo y sociedad
En su decurso histórico, siglo tras siglo, milenio tras milenio, el hombre no ha... [10/01/11]
274  
3. Introducción a la Sociología. Perspectiva de la sociedad
En esta oportunidad  te estaremos hablando sobre la sociología que para quienes... [15/09/11]
112  

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail