12.176 cursos gratis
8.741.397 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La búsqueda de la felicidad

Autor: Maite Nicuesa Guelbenzu
Curso:
10/10 (4 opiniones) |750 alumnos|Fecha publicaciýn: 15/05/2009
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 3:

 Autoconocimiento

    Sócrates afirmó sólo sé que no sé nada y su afirmación pasó a la historia de la filosofía como una de las mayores verdades jamás descubiertas. A su vez, el Oráculo de Delfos en la antigua Grecia afirmaba: "Conócete a ti mismo". Esa es la única forma de experimentar una existencia realmente autentica, de lo contrario, el hombre puede ser un extraño para sí mismo, y vivir desconectado de sus propios deseos, sin hacer frente a sus miedos y sin escuchar sus emociones. Para conocerse a uno mismo es necesario parar y descansar de las actividades cotidianas caracterizadas por las prisas y la impaciencia. El silencio y el diálogo interior es el mejor modo de conectar con la verdadera esencia, aquella que puede responder a la pregunta: ¿quién eres? Por tanto, la psicología ha respaldado en la actualidad aquella verdad formulada hace siglos en la Grecia clásica y el autoconocimiento es indispensable para alcanzar la felicidad. Lo curioso de la historia del pensamiento es que existen verdades que muestran la verdad de la naturaleza humana ya que existen realidades cuya verdad y valor es ajena al tiempo y al espacio. Por ejemplo, el sufrimiento es intemporal: todo hombre ha sufrido en algún momento de su vida o ha sentido alegría en determinado momento. Del mismo modo, las obras de amor de los grandes poetas y escritores muestran la intensidad de ese sentimiento en cualquier hombre de cualquier siglo.  

    El ser humano es mucho más que un nombre propio o una posición social. Llegado el momento puede producir un gran vacío interior confundir el ser con el tener aunque suene paradójico. Lo material ocupa espacio, sin embargo, no tiene ningún poder para colmar el vacío que puede experimentar el hombre a nivel anímico caracterizado por su inmaterialidad. Un vacío que se experimenta en su máxima expresión ante una crisis, un desgarro interior, el desamor, una enfermedad, el sin sentido... Elementos que aunque indeseados forman parte del destino humano por lo que la mejor forma de enfrentarlos, aunque sea difícil, es aceptarlos. Para superar el dolor hay que querer superarlo de verdad y no quedarse anclado en el pasado. El estancamiento produce dolor pero a la vez produce la sensación interior de no olvidar, por ejemplo, a un ser querido. El olvido, en ocasiones, puede confundirse con un gesto de deslealtad cuando no es así. Todos aquellos que formaron parte de nuestra vida ocuparán siempre un lugar privilegiado en el corazón humano por todo aquello que nos aportaron y el cariño que nos dieron. Sin embargo, cualquier tipo de estancamiento en el ayer no beneficia a quien lo vive porque pierde una parte mágica de la realidad: el presente. La única oportunidad de cambiar las cosas se da en el ahora. A veces, no es fácil olvidar una ofensa o curar una herida. Sin embargo, merece la pena intentarlo y sanar aquello que duele. En determinadas ocasiones, será necesaria la ayuda de un especialista que ayude a comprender lo sucedido; ya sea un psicólogo, un psiquiatra o, simplemente, un buen amigo que sepa escuchar y comprender sin juzgar. 

    El ser humano es mucho más que tiempo, sin embargo, su propia constitución es temporal. El hombre vive en el tiempo: nace, crece y muere. El paso de los días, los meses y los años es la base del aprendizaje humano: posibilita la superación personal a través de la experiencia. Brinda la posibilidad de extraer una información a través de todo error. La memoria puede ser muy negativa cuando encadena al hombre a emociones dañinas como el rencor, la ira o el resentimiento pero también es muy positiva como fuente de sabiduría vital que va creciendo a través de lo vivido. La mejor forma de tomar conciencia del propio aprendizaje es echar la vista atrás y vernos como cuando éramos en el pasado: seguramente en ningún momento cuando estábamos inmersos en el ayer pensamos que podríamos hacer tantas cosas en el futuro, superar tantos obstáculos y tantos temores. Cuando el futuro produce cierta inquietud por la incertidumbre conviene echar la vista atrás a aquello que ya es seguro porque ya se ha dado: el pasado.

    En ningún caso conviene sufrir antes de tiempo por hechos que todavía no han acontecido. El hombre no debe añadir con su actitud sufrimiento al propio sufrimiento sino que debe sumar esperanza y optimismo a la incertidumbre propia del mañana.   Existen personas más optimistas que otras por naturaleza, sin embargo, el optimismo puede trabajarse una vez que se toma conciencia de las limitaciones que produce y de la energía vital que va arrebatando al hombre. Mañana; ahí está la esperanza. Una emoción que remite de manera directa al mañana; a la espera de un bien que está por venir y que es bien recibido. En cualquier caso, no existe un bien que se desee y se anhele más que el concepto tan perfecto y tan abstracto al mismo tiempo de felicidad.

    A veces, la memoria tiende a jugar malas pasadas en tanto que algunas personas tienden a anhelar el ayer motivadas por la creencia de que todo tiempo pasado fue mejor. Es fácil idealizar la realidad una vez que ya se ha dado porque el tiempo deja atrás lo negativo mientras que mantiene la viveza de aquello que fue positivo. Sin embargo, no es real que cualquier tiempo pasado fue mejor porque cada amanecer es una nueva oportunidad para aprender a vivir de forma un poco más plena. Lejos de grandes retos es mejor proponerse pequeños y concretos propósitos en el día a día. El simple deseo interno de tender a la superación personal ya es un signo positivo y una prueba de la inquietud interior propia de aquel hombre que desea ser un poco más feliz y hacer un poco más felices a los demás.

Capýtulo siguiente - La aventura de la vida

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a La búsqueda de la felicidad



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Tristeza y felicidad. Diferentes personalidades
En esta lección que te presentamos el día de hoy, veremos las aplicaciones... [17/08/11]
139  
2. Matrimonio. Consejos para la felicidad
Matrimonio . Consejos para la felicidad , recuerda algunas de las... [02/10/09]
1.888  
3. Autoayuda. Crear tu propia realidad y felicidad
Se feliz, crea tu propia realidad. Curso dedicado al éxito, salud, bienestar,... [22/07/09]
2.492  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail