12.176 cursos gratis
8.742.290 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

La búsqueda de la felicidad

Autor: Osvaldo González Rojas
Curso:
9/10 (2 opiniones) |528 alumnos|Fecha publicaciýn: 01/12/2009
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 5:

 El presente y más acerca del control de las necesidades y sufrimientos

El tan efímero presente va dando forma a nuestro pasado en base a la imagen que proyectamos para el futuro. En las páginas precedentes hemos analizado el como actuar hoy para aligerar la carga que el pasado puso en nuestros hombros, de manera de hacer más fácil nuestro viaje hacia el futuro; hemos analizado también el como actuar hoy para que el supuesto futuro no se convierta en una barrera hacia él mismo y nos impida disfrutar del presente y construir un pasado que, nosotros y los demás, podamos recordar con agrado. En este punto resumiremos las formas de proceder que parecen más adecuadas para extraer el máximo disfrute del presente dejando detrás un pasado libre de remordimientos, rencores y pesares, dejando, detrás de nosotros, un pasado que, pese a lo grato que nos haya parecido vivirlo, no nos abrume de nostalgia, impidiéndonos gozar anticipadamente del expectante y optimista futuro, que prevemos en el presente.

Para pretender buscar la felicidad parece ser esencial entender las causas que determinan la generación de las necesidades y sufrimientos pero también conocer las formas generales que permiten controlarlos y extinguirlos. De hecho, me parece que la percepción del grado de felicidad que se experimenta, tiene mucho que ver con la imagen que uno mismo tenga, en el presente, acerca de la propia capacidad de controlar su vida, con sus necesidades y vicisitudes aparejadas. En este contexto, podemos decir que, aparte del dinero, al menos tres otras parecen ser las opciones más efectivas para procurar controlar las necesidades y sufrimientos, no sólo para evitar la posibilidad de experimentar las inquietudes y desagrados asociados a muchos de ellos, sino que también para experimentar el máximo placer subsecuente a su extinción:

1. Sacar partido, a nuestro favor, del "efecto de máscara".
2. Escudarse con la razón y la protección de los principios éticos de origen filosófico o religioso, los cuales fortalecen las virtudes.
3. Exacerbar aquellas necesidades que sabemos extinguir o que esperamos anular mediante el concurso de otros (u otras) para disfrutar del placer que ello provoca.

Veamos, después de examinar la importancia del dinero, algunos aspectos sobresalientes de cada una de las opciones disponibles:

El dinero

El dinero es, en la sociedad civilizada, un equivalente convencional de la información y del conocimiento, constituyéndose, por lo tanto, en una forma indirecta de extinguir muchas de las necesidades humanas. Poseerlo equivale a adquirir seguridad de que se tendrá la capacidad de extinguir muchos tipos de necesidades y de sufrimientos, factor que otorga la sensación de tener el control sobre muchos aspectos inquietantes de la vida; de aquí la importancia que se atribuye al dinero y los esfuerzos que se hace para conseguirlo. Todos sabemos acerca de las formas de conseguirlo: a cambio de trabajo; heredándolo; por un golpe de suerte y, robándolo pero sólo nos detendremos brevemente en el análisis de la primera.

El dinero parece tan importante para la mayoría de las personas que, para obtenerlo, a veces apenas en la cantidad mínima para sobrevivir, están dispuestas u obligadas a sacrificar gran parte de sus vidas. Otros, olvidando que su posesión debiera ser un medio y no un fin en sí mismo, dedican buena parte de su existencia a acumularlo, convirtiendo esa necesidad, en la máscara para muchas otras, simples y muy variadas, cuyas satisfacciones, en buena parte de las veces gratuitas, llenan de placer y felicidad la vida de quienes no han caído en la trampa de atesorarlo, más allá de toda posibilidad de emplearlo con máximo beneficio. El dinero puede convertirse en algo tan importante, que, unos cuantos, sin apenas salirse de la legalidad, son capaces de olvidar toda ética o moral para conseguirlo, engañando o traicionando a la comunidad, a los buenos amigos y hasta a los familiares por él. ¡Poderoso e importante señor es don Dinero!, sobre todo para aquel que ha sufrido por su escasez pero hay que resistirse a los excesos por él; encontrar el justo equilibrio entre la magnitud y tipo de las necesidades que se desarrolla y el trabajo requerido para obtener el dinero para satisfacerlas, obliga a una cuidadosa reflexión y a una constante renuncia voluntaria a dar curso a deseos que, lejos de hacernos más felices, complicarían en demasía nuestras vidas.

Y recuerde que, para bien trabajar y poder elegir en que hacerlo, es necesario, previamente, sacrificarse y estudiar.

Moderación en el ganar y el gastar parecen ser complementos adicionales claves; los puntos que siguen ayudan a lograr comprensión sobre el asunto.

Sacar partido del "efecto de máscara"

El comportamiento de filósofos, de religiosos, de artistas, de científicos, de aficionados al fútbol y hasta de enamorados demuestra, en todas partes del mundo, que una de las posibles formas de encontrar el camino hacia la felicidad es la de enmascarar necesidades que resultan, para la generalidad de las personas, de satisfacción poco menos que obligada. Obviamente que eso lo consiguen generando, a través de la meditación, la oración o la pasión, necesidades espirituales o físicas extremadamente intensas, con las cuales logran anular la percepción de casi todas las demás (el "contigo, ¡pan y cebolla!", encuentra su sentido aquí...). Esta vía para el control de las necesidades, que muchas veces opera sin intención por parte del afectado y no siempre en el sentido correcto, es siempre posible de aplicar, aunque no sea de muy fácil práctica para la mayoría; la cuestión es encontrar una inocua, útil y fuerte necesidad que cumpla eficientemente su función, atenuando el hambre, el cansancio, el dolor o cualquier otra forma de necesidad o sufrimiento, incluida la angustia de la muerte. Estoy seguro que cada cual disfruta de esta posibilidad (o lo ha hecho) en algún modo que puede identificar; estoy seguro, también, que cada cual es capaz de idear una estrategia para deshacerse de necesidades cuya satisfacción resulta problemática o perjudicial y, de paso, llenar su vida con un buscado, gran y repetido placer, que lo haga experimentar, frecuentemente, la sensación de ser feliz.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a La búsqueda de la felicidad



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Matrimonio. Consejos para la felicidad
Matrimonio . Consejos para la felicidad , recuerda algunas de las... [02/10/09]
1.888  
2. Tristeza y felicidad. Diferentes personalidades
En esta lección que te presentamos el día de hoy, veremos las aplicaciones... [17/08/11]
139  
3. Autoayuda. Crear tu propia realidad y felicidad
Se feliz, crea tu propia realidad. Curso dedicado al éxito, salud, bienestar,... [22/07/09]
2.492  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail