12.176 cursos gratis
8.739.495 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

E-business aplicado al plan de negocios

Autor: Ariel Moncalvo
Curso:
9/10 (7 opiniones) |2937 alumnos|Fecha publicación: 10/11/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 5:

 Pasos para el desarrollo del plan. análisis del diseño

4-Análisis del diseño

Una vez aprobada la viabilidad del negocio se debe clarificar la idea global de los emprendedores. Este proceso de tangibilización de las intenciones se logra mediante planteos tales como:

  1. ¿Qué es lo que se quiere comunicar?
  2. ¿Qué se ofrece? ¿Se trata de  productos, servicios, información?
  3. ¿De qué forma se graficará? ¿Cómo será la disposición de los productos/servicios?
  4. ¿A qué público se apunta? Segmento, edad, sexo, clase social, etc. En esta etapa se hace una revisión del perfil del consumidor. Es necesario saber ¿quién usará el producto / servicio? ¿Qué uso le dará? ¿Cómo podremos mejorar la oferta en el tiempo? Es fundamental que los responsables de desarrollo, diseño y marketing planifiquen las estrategias que permitan agregar valor interno (margen de rentabilidad; mecanismos de coordinación y gestión internos de la organización, como una Intranet; satisfacción y buen ambiente laboral) y cómo proyectar dichas acciones hacia el externo (satisfacción del cliente, colaboradores, proveedores, comunidad, etc.)  generando así el doble valor: satisfacción interna (“la organización”) y externa (“el entorno”).
  5. ¿Cómo serán sus negocios? ¿Podrá establecer comunicaciones con sus clientes, y saber en cada área de la empresa y en cada proceso interno, adónde dejó su huella el cliente (herramientas como por ejemplo el sistema de ticketing)? ¿Qué profundidad tendrán las transacciones? ¿Quedarán todas en manos de la empresa, o se buscará ayuda de terceros (ejemplo para el procesamiento de pagos)?
  6. ¿El site, es sólo a modo de imagen?
  7. ¿Se consideró el perfil del usuario final a la hora de diseñar y de  programar? ¿De qué modo?
  8. ¿Existe un mecanismo que facilite la recepción, el análisis y la solución de los reclamos de los clientes y colaboradores?

En resumen, es necesario concretar intenciones y pensamientos, definiendo las prestaciones que se ofrecerán en el sitio. La forma en que se lleve a cabo será otro de los pasos a seguir. Ejemplos son la determinación y elección de colores, tipografías, diagramación, variedad y cantidad de links, acceso a buscadores, aspectos destacados de la navegación, etc.

“En esta sección compartiré con ustedes contenidos desarrollados por Gustavo Baamonde, quién aporta una mirada crítica en temas que hacen al diseño de su negocio Web”. Este material es del libro comercio electrónico para pymes. Ariel Moncalvo 2009. Lectorum Ugerman Editorial. Impreso en México.

Un negocio coloridamente cultural [1]

¿Cuáles fueron sus razones para elegir el diseño de su página Web? ¿Fue porque le gustaron los colores o porque tenía un mensaje específico que quería trasmitir?

 Como la apariencia visual es un elemento más que poderoso (por aquello de que una imagen vale más que mil palabras), la elección de los colores debe comunicar un mensaje específico a la gente que los ve. ¿Está seguro de que conoce qué mensaje está enviando?

¿Cómo elegir los colores adecuados para su página Web?

Debe tener en cuenta la psicología del color cuando diseña objetos de marketing. Sea una página Web, una tarjeta comercial, un folleto, un catálogo o cualquier otro material en el cual estamos eligiendo colores. Los colores no sólo destacan la apariencia de la información, también nos sirven como instrumento de equilibrio y armonía entre los elementos de la página. Dirigir la lectura del documento en la forma deseada, nos sirve como elemento de atracción o rechazo a primera vista.

El filosofo griego Aristóteles (384-322  a.c.) asociaba los cuatro elementos de la naturaleza:

La tierra, el fuego, el agua y el aire, con los tres colores primarios más el verde.

Y además otorgó un papel primordial a la luz y a la sombra sobre estos colores.

El pintor italiano Leonardo Da Vinci (1452-1519) decía que, la materia tenía color propio. Profundizo este concepto teorizando sobre esta escala de colores básicos: el blanco como el principal, ya que permite recibir a todos los demás colores (como símbolo de la luz); luego en su clasificación seguía:  amarillo para la tierra, verde para el agua, azul para el cielo, rojo para el fuego y negro para la oscuridad, ya que es el color que anula a todos los otros. Con la mezcla de estos colores obtenía todos los demás, aunque notó que el verde también surgía de una mezcla.

El físico inglés Isaac Newton (1622-1678) estableció un principio hasta hoy aceptado: el color es luz. Este físico concibió la Teoría Ondulatoria o de propagación de los rayos lumínicos, más tarde ampliada por otros físicos. Esta Teoría definía a la luz blanca como la impresión creada por el conjunto de radiaciones captadas por nuestro ojo. Cuando la luz blanca es descompuesta produce el fenómeno de arco iris. La franja continua de longitudes de onda creada por la luz al descomponerse, lo que llamamos colores, constituye el espectro. Estos colores son básicamente el azul, verde, el amarillo, el rojo, el violeta, el índigo.

Todo esto significa que la percepción de los colores y todas sus posibles interpretaciones varían conforme a las épocas, las clases sociales, la ubicación geográfica y los puntos de vista.

 A partir de aquí puede considerar el impacto de los colores que utilizará respecto del público al que desea apuntar. Por ejemplo. ¿Notó que la mayoría de los locales de comidas rápidas comparten en sus logos los mismos colores llamativos: rojo y amarillo? Estos colores no están ahí por casualidad. Minuciosos estudios psicológicos demostraron que los rojos y los amarillos dan al que los ve el deseo de decidirse a comer rápidamente y abandonar el comedor. Y eso es exactamente lo que estos comedores de fast food quieren que usted haga.

¿Alguna vez noto que los libros infantiles, los juguetes y, las páginas Web para chicos contienen muchos colores primarios y colores brillantes? Los niños prefieren estos colores y reaccionan a ellos más favorablemente de lo que lo hacen frente a colores pasteles o gamas más sofisticadas.

Psicólogos y expertos en marketing han investigado cómo los colores influyen sobre nuestra disposición anímica. Y a esto podemos sumarle las diferencias simbólicas respecto de los colores entre las diversas culturas. Por ejemplo, La muerte es representada en Brasil con el púrpura y en China con el blanco; El amarillo significa tristeza en Grecia y celos en Francia, sin embargo, En Estados Unidos los celos se asocian al verde.

De la misma manera, algunos estudios de mercado han mostrado que los colores también afectan los hábitos de compras. Los compradores impulsivos responden mejor a los rojos-anaranjados, negros y azul noche. Los compradores con presupuestos ajustados reaccionan mejor a los tonos rosas, celestes y verdes agua.

Ejemplo de los colores primarios:

Antropológicamente, fue puesto al descubierto un fenómeno significativo  a través de estudios lingüísticos: algunos pueblos parecen conocer únicamente dos colores, otros pueblos parecen identificar sólo tres, hasta llegar a la amplia gama de palabras para designar los colores que existen en las lenguas con raíz indoeuropea. Pero lo realmente significativo es que la secuencia de identificación de los colores es siempre la misma: en primer lugar se identifica siempre al blanco, en segundo lugar el negro, y en tercer lugar, y ya como verdadero color, el rojo. O sea que si un pueblo sólo identifica dos colores, estos serán el blanco y el negro; y si conoce tres, el tercero será siempre el rojo.

Rojo:

Este color es colérico y agresivo y se relaciona con la guerra y la sangre. Se identifica con la pasión, la alarma, el entusiasmo, la agitación, la fuerza, el sexo, el peligro, el calor, el fuego, la sangre, la intensidad. Es el único color brillante de verdad y puro en su composición. El rojo puede ser atractivo y seductor o desencadenar nauseas, y reflejar violencia.

Este color en marketing es una herramienta fundamental, ya que hace resaltar los perfiles y atrae la mirada. Su utilización en los envases es muy eficaz: tiene el efecto ilusorio de avanzar hacia el comprador, llama la atención; y, dada su condición de color fuerte, provoca una aceptación positiva acerca del producto. Crea un ambiente de actividad y energía, es emotivo y atractivo, y aceptado por todos. Usado en las justas proporciones sirve para llamar la atención, para incitar una acción o para marcar los elementos más importantes de la página, pero en exceso resulta agobiante.

Amarillo:

Tradicionalmente se relaciona con el egoísmo, los celos, la envidia, la adolescencia, la risa y el placer. En la cultura occidental ha sido en diferentes profesiones un color de mala suerte. Si combinamos el amarillo con su complementario, llama la atención, y si lo hacemos con el blanco o con el negro, se logra un alto grado de visibilidad. El color rosa lo amortigua, el verde le agrega vitalidad. A su lado, el naranja adquiere mayor brillo, pero junto al violeta se hace fuerte y duro. La naturaleza tiene un sistema de alarma basado en la combinación del amarillo y el negro. Las abejas, las avispas y algunas serpientes lucen franjas negras y amarillas para denotar su carácter venenoso. Muchas sociedades han adoptado este carácter de alerta, y utilizan las señales negras sobre fondo amarillo para indicar zonas donde hay veneno, radiaciones, o emanaciones toxicas. En las señales de tránsito el amarillo indica precaución en el paso. Utilizado en envases combina bien con el naranja, el marrón y el verde, para sugerir ambientes naturales; el amarillo Nápoles para productos lácteos; y los tonos ocres terrosos para los productos naturistas y una dieta sana.

Azul:

Es un color conservador, que parece que se aleja y tradicionalmente se relaciona con la confianza, la reserva, la armonía, el afecto, la amistad, la fidelidad y el amor platónico. Este color se caracteriza por crear la ilusión óptica de retroceder. Es utilizado tanto como color de fondo, como aplicado directamente a los objetos. Su principal rasgo es ser un color frío, y debido a sus propiedades sosegantes y de efecto de alejamiento, se suele emplear para representar el aire y el espacio. Pierde parte de su cualidad fría cuando se combina con tonalidades magentas. Combinado con el rojo, el azul tiende al violeta. Combinado con el amarillo, tiende al verde. La combinación de azul con blanco posee una visibilidad y una fuerza considerablemente impactante.

Es un color que influye sobre el apetito, disminuyendo éste, porque no sólo no hay ningún alimento azul en la naturaleza y por que de haberlo lo asociaríamos con un alimento en mal estado, por lo que no es aconsejable su uso para una página sobre recetas de cocina o productos alimenticios.

Algunos recuerdos de nuestro antiguo pasado alimenticio incluyen una preferencia curiosa por la comida con colores nueces, frutas y raíces: blanco, rojo, marrón y amarillo. Si alguien nos ofrece los mismos alimentos teñidos de azul los encontraremos repulsivos, e incluso hoy, a pesar de nuestra avanzada tecnología, consumimos muy pocos productos azules.

Es aconsejable poner a prueba lo dicho mas arriba visitando algunos sitios Web importantes de compañías que dedican parte de su presupuesto de marketing a investigar qué es lo que vende mejor.

Finalmente, ¿cómo hacer entonces para manejar los colores de la propia página Web?

Primero, se debe pensar en el público al que se apunta. Suponga, por ejemplo que Ud. vende productos para niños, pero apunta a los padres (toma de decisiones). Así, seguramente, diseñará los productos en colores fuertes y primarios (rojos, azules, amarillos) para atraer a los chicos a que los deseen, sin embargo, los materiales de marketing (página Web, folletos, etc.) estarán diseñados pensando en los padres. Por lo tanto se utilizarán azules (confianza), rosas (dulzura, tranquilidad, seguridad) y amarillos (color feliz y lúdico).

Lo importante es tener claro el mensaje que se quiere transmitir y la psicología del receptor. Cumplida esta condición se podrán elegir los colores adecuados  para cumplir correctamente con los objetivos deseados.

Un diseño a medida [2]

El tiempo perdido en la definición, es tiempo ganado en la ejecución.

Para poder empezar con el Diseño de nuestra Web tenemos que estar completamente seguros de lo que el cliente quiere comunicar. No basta con saber los colores que necesitamos, ya que distribuir bien los colores hace al peso de la página, no es lo único que tenemos que tener en cuenta (esto tira por el suelo la famosa frase de ¡“Ud. elige los colores, Ud tiene el control de su Web”!). Tenemos que tener en cuenta que en nuestro diseño el cliente tiene una participación activa, ya que es él quien nos proporciona los elementos para que podamos trabajar.

Materiales imprescindibles. Pasos importantes a la hora de diseñar:

Bien sea una aplicación, o una Web, podemos ir trabajando en el diseño, la estructura del trabajo, pero no hay que profundizar el tema hasta que no tengamos toda la definición del sitio.

Hay que tener en cuenta cuatro puntos principales:

  • Estructura:no hay nada más molesto que tener que rehacer un trabajo porque no hemos definido bien la estructura del proyecto, secciones que lo van a componer, qué es lo que va a llevar cada sección, etc.
  • Textos:hay que definir quién los va a proporcionar. Si vamos a ser nosotros, o vamos a depender del cliente para que nos proporcione qué es lo que le vamos a decir al usuario.
  • Fotografías:¿las proporciona el cliente? ¿tenemos que ponerlas nosotros? ¿hay que comprarlas?. Como se puede ver, según la opción que elijamos, tendremos que preocuparnos de unas cosas u otras. Si hay que comprar fotos, debemos hablarlo con el cliente, que es quien se va a hacer cargo del coste de las mismas. También es importante el formato en que se van a entregar las fotografías, si vamos a tener que perder tiempo en digitalizarlas, retocarlas, etc.
  • Funcionalidades:Esto merece un párrafo aparte...

¿Es el sitio dinámico de alguna manera? ¿Tiene alguna funcionalidad aparte de mostrar contenidos al usuario? Si la tiene, ¿Qué tipo de funcionalidades? ¿Solo un buscador interno? ¿Páginas de contactos, pedidos de presupuestación, etc? Para el diseñador, conocer estos aspectos del sitio es fundamental, ya que obliga a tener en cuenta que el sitio no solo tiene que ser agradable visualmente, sino que además debe constituir una interfaz acorde y usable para que el usuario interactúe. Por otro lado, estas mismas funcionalidades dictan algunas de las pautas de diseño incluso en los aspectos no visibles del sitio, ya que queda implícita la participación de uno o más programadores y la observancia de reglas muy específicas para el trabajo en conjunto.

Los problemas de comunicación son una parte a tener en cuenta (¡muy importante!: Siempre me estoy refiriendo a una temática de diseño) en la realización de una Web. Tenemos que ser capaces de explicar de manera comprensible las implicaciones de las peticiones y razonar (con el cliente) nuestras propuestas, tanto de diseño como de programación.

Es muy importante tener en cuenta que el cliente sabe mucho de lo suyo, pero en la mayoría de los casos poco de lo nuestro. Además, contamos con el inconveniente de las "leyendas urbanas" existentes sobre la Web, donde todo es opinable y las intros en Flash son la novena maravilla. Hay que "educar" al cliente, explicar todas las veces que sea necesario los conceptos de diseño, usabilidad, peso, etc. Hay que insistir con el cliente que cada uno de esos conceptos son necesarios para realizar un buen proyecto.

En conclusión, estos serían los aspectos más importantes a definir con el cliente:

  • Lo que nuestro cliente quiere comunicar
  • La imagen que la empresa quiere dar
  • Los usuarios (definición de nuestro público)
  • Los productos que ofrecemos
  • Cuántas páginas tiene

Como pueden apreciar estos son algunos de los componentes que hacen a un plan de marketing. Después de saber lo que nuestro cliente necesita, nos reunimos con el programador de la Web para saber qué es lo que necesita él. Acá viene la parte quisquillosa de nuestro trabajo, donde definimos el resto de los pasos a seguir y cerramos la arquitectura del sitio. Por ejemplo si el cliente quiere un buscador para hacer mucho mas rápida la búsqueda del usuario, definimos con el programador dónde lo agregamos, qué aspecto tiene que tener etc. De esta manera parecería que nuestro diseño está completamente acotado, ya que estamos en la línea divisoria de lo que sería el cliente y el programador. Es aquí donde jugamos con nuestra imaginación y ponemos a prueba la verdadera capacidad del diseñador, donde hacemos realizable la fantasía del cliente que luego es aceptado o no, por el usuario final. 

Consideraciones finales:

  • Buena comunicación y predisposición del diseñador para con el cliente.
  • Coherencia entre el diseño del sitio, el plan de marketing y la programación del mismo.
  • Pensar “siempre” en el consumidor final.

[3]¿Cuál es la diferencia entre navegar en el Titanic o en el Queen Mary?

Imaginemos que nuestra empresa es el barco que nos ayudará a navegar a través de este infinito océano virtual llamado Internet.

Sabemos que hay diferentes tipos de embarcaciones, usuarios, buzos, piratas, islas y puertos deseados. Si proyectamos un Titanic (con nuestra Web) seria aconsejable no correr su misma suerte.

No importa si se trata de una corporación o de una pyme, todas las empresas tarde o temprano deciden pasar a la acción y construir el barco necesario para navegar en Internet con el firme propósito de extender las velas y promocionar sus productos y servicios, atraer clientes potenciales, generar tráfico marítimo, generar oportunidades de negocio en la red, anclar sus marcas en los puertos a los que fijaron el rumbo, y como todos sabemos, incrementar sus comercializaciones.

Una gran mayoría de las compañías reconocen que su sitio Web no les ha generado aún la cantidad de oportunidades de negocio que ellos tenían en mente en un principio, cuando tomaron la decisión de adquirir una página Web para promocionar sus productos y servicios.

Al evaluar los resultados en el cuaderno de bitácora, los comentarios más comunes pasados los seis u ocho meses de la colocación del site son:

  1. Nuestra página, no sólo no nos da los resultados que queríamos sino que ¡ni siquiera existe!
  2. Nunca tuvimos en cuenta el número de visitas, esto no estaba acordado.
  3. Nuestro sitio no tiene un funcionamiento correcto y esa es la causa de las pocas ventas.
  4. Nuestro site tiene que estar en los buscadores, sino nadie sabe quiénes somos, qué ofrecemos, o si existimos.

En un corto plazo las empresas más inteligentes caerán en la cuenta de que lo que está fallando en el proceso es que no habían considerado que su página Web debe ser promocionada de alguna manera para que las visitas lleguen. Es decir, los clientes potenciales necesitan forzosamente saber de la existencia de su empresa para generar tráfico hacia el sitio. Otras empresas menos afortunadas simplemente pensarán que la página Web está mal hecha y decidirán sencillamente contratar el diseño de un segundo sitio Web.

Las empresas que deciden analizar más a fondo las causas de los magros resultados, aprenden en este proceso que el medio más efectivo para promocionar productos y servicios en Internet es el posicionamiento en buscadores y, una vez adquirido este conocimiento, la acción más lógica es contratar una empresa que preste este servicio.

Sin embargo, al intentar promocionar su página Web, se enfrentarán a una cruda realidad. Si su barco no se encuentra en condiciones de navegar, no lo fuerce. Es muy difícil, si no imposible, posicionar una página Web que no fue diseñada pensando en los motores de búsqueda; la mayor parte de las veces es necesario rediseñarla, como si fuese una página enteramente nueva, lo cual no es una alternativa factible para muchas empresas por cuestiones de tiempo y presupuesto.

Sabemos que es costoso mantener a un barco a flote, para eso recurriremos a un Web master calificado y a un diseñador experto, pero pensemos que esto requiere una reinversión de tiempo y dinero considerables, quizás incluso que la página se encuentre una buena temporada detenida junto al muelle.

El problema de fondo es que las empresas no conocen a ciencia cierta qué es el posicionamiento Web ni cómo se logra. Muchas de las páginas Web que ya están desarrolladas no cumplen al cien por ciento los estándares de diseño recomendados por los motores de búsqueda y por ello no logran posicionarse en los buscadores. Basta conocer la gran competencia por alcanzar las primeras posiciones en los buscadores, para entender la necesidad de optimizar los sitios Web a través de un diseño Web profesional.

Al sentir que los tapa este tsunami, enterándose de la importancia de la promoción de las páginas Web y de cómo es que funciona el posicionamiento en buscadores, los ejecutivos pedirán desesperados un salvavidas. Esto sucede porque, desafortunadamente, al momento de adquirir su página Web muchas empresas hacen caso omiso de los consejos que sobre posicionamiento Web ofrecen los especialistas SEO [4]para alcanzar las primeras posiciones en buscadores como Google, Yahoo! y MSN Search.

Para todas aquellas empresas que no cuentan todavía con una página Web y que están en estos momentos cotizando un proyecto de desarrollo, nuestro mejor consejo es que Ud. puede construir un exitoso barco como el Queen Mary ajustándose a los estándares: XHTML, CSS2 etc... e implementando algún sistema de promoción junto con el diseño de su página Web.

Veamos algunas de las alternativas más eficaces para generar tráfico a nuestro sitio:

  • Publicidad impresa
  • Correo electrónico de negocios
  • Publicidad en medios tradicionales
  • Marketing directo.
  • Publicación de artículos especializados
  • Posicionamiento en motores de búsqueda
  • Directorios especializados por industria
  • Publicidad en  banners 
  • Email Marketing
  • Marketing Viral
  • Intercambio de vínculos

Olvídese de los famosos popup para llamar la atención de los internautas ya que la mayoría de los nuevos navegadores que vienen ganando terreno, no permiten que se abran y son una verdadera molestia para los usuarios porque impiden una buena navegación.

En resumen, para que su barco arribe felizmente al puerto que Ud. desea, contrate el servicio de posicionamiento junto con el diseño o por separado, pero desde el inicio del proyecto de su página Web, y evítese la molestia de tener que informar a su comité directivo que es necesario hacer una segunda inversión para adquirir un nuevo site porque la primera alternativa, de la que se esperaban grandes resultados, simplemente sirvió para chapotear en un charco.

¿Ud. qué hubiera preferido, ser pasajero del Titanic o del Queen Mary?


[1] Fuentes propias, Internet.
[2] Fuentes propias, Internet.
[3] Fuentes propias, Internet.
[4] Search engine optimization

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a E-business aplicado al plan de negocios



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. El plan de Marketing
Curso paso a paso para desarrollar un plan de márketing, aporvechable para... [15/07/05]
15.063  
2. Realizar negocios. Internet
En la actualidad la persona que no sabe utilizar internet no se encuentra a la... [08/07/11]
929
Curso con video
3. Ejecutar el plan de Marketing para empresas de tecnología
En este curso aprenderemos los pasos requeridos para construir tu propio plan de... [23/12/10]
609  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail