12.170 cursos gratis
8.767.567 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 8:

 Dios y el amor

 La biblia nos enseña el verdadero significado del amor y como seres humanos necesitamos reconocer nuestra incapacidad de amar sin Dios. Un verdadero cristiano aprende progresivamente a amar de manera bíblica y no mezcla las filosofías del mundo con la palabra de verdad,…mas yo os muestro un camino más excelente… 1ª Co.12:31-13:13, el amor.

Nuestros seres queridos no son realmente queridos por nosotros simplemente por ser familiares, aunque este concepto sea tan generalizado, la realidad es que los supuestos seres queridos en la mayoría de los casos son los menos queridos; como ejemplo vemos esposos, esposas, padres, madres, hijos, hermanos, nietos, abuelos que son mas dedicados a sí mismos o a otras personas que a su familia mas cercana, que buscan mas otras relaciones humanas que las de su verdadero y mas cercano prójimo o que en su interacción familiar manifiestan intolerancia y aborrecimiento… esto sucede porque no hemos entendido el origen y la naturaleza del verdadero amor y el amor de Dios no esta en nosotros. 

Nuestra tendencia en el mejor de los escenarios es amar a los que nos aman, regresar bien a los que nos dan bienestar, saludar a los que nos saludan, incluso llamar a los que nos llaman y dedicarnos a los que se dedican a nosotros y vemos a esos familiares que no nos incomodan como amigos, pero a los que nos incomodan como enemigos; sin embargo las escrituras nos advierten que eso no es amor verdadero Mt.5:43-48.

Comencemos por reconocer que Dios es el origen del amor en el ser humano y sin Dios el hombre simple y sencillamente no puede amar, 1ª Jn.3:11-18 y 4:7-21. Ahora caminemos a la madurez entendiendo la naturaleza del amor.

Dios nos amó no porque nosotros hubiésemos conquistado su amor o porque  nuestra conducta hacia El le agradó para amarnos o por merecerlo, El nos amó a pesar de nuestra vida y conducta reprobada porque El es amor. De la misma forma, el amor de Dios se evidencia en nosotros, cuando amamos a nuestro prójimo, no porque sea digno de amor o lo merezca, sino porque somos amorosos, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones, Ro.5:5.

El apóstol Juan dijo: Mirad cual AMOR nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios…1ª Jn. 3:1 y en esto se manifiestan los hijos de Dios y los hijos del diablo, todo aquel que no hace justicia y no ama a su hermano, no es de Dios, vs.10 y Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida en que amamos a los hermanos, el que no ama a su hermano permanece en muerte, vs.14, hijitos míos no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad, vs.18. Nuestro Señor Jesucristo dijo: en esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos por los otros, Jn.13:35

 La naturaleza del amor de Dios es así, amar sin excusas y sin impedimentos, no porque los seres humanos que nos rodean lo merezcan, sino porque el amor de Dios mora en nosotros, nosotros amamos porque Dios nos amó, no lo merecíamos pero nos amó. Esta claro que el amor sin excusas y sin impedimentos es una característica distintiva de los discípulos del Señor, es una evidencia de cristiandad, es un fruto del Espíritu Santo en la vida del creyente, es la manifestación de la obra de Dios en nuestros corazones.

Por lo tanto, al comprender que el amor no depende de mi prójimo sino de mi, no tengo pretextos para no amar, a no ser que el amor de Dios aun no haya sido depositado en mi corazón. Yo no puedo transformar a mi prójimo primero para después amarlo, cuando ya sea amable; no, no, no, así no es la naturaleza del amor de Dios. Yo amo a mi prójimo porque Dios es amor y si Dios es amor yo estoy llamado a ser, no digamos amor (así como cuando se dice de una persona muy tierna y tolerante, es un amor), como si ya hubiésemos alcanzado la perfección, pero si digamos amoroso. Si Dios es amor, el verdadero creyente es amoroso.

     ¿Y qué hay del dicho dicharachero del desdichado mundo dichoso con el que Benito Juárez habló pragmáticamente del respeto al derecho ajeno para conseguir la paz?, permítame demostrarle que respetar y ganar el respeto de los demás no enriquece las relaciones. Muchas personas pueden respetar a otros mientras los aborrecen manteniéndose al margen de ellos, otros luchando por ser respetados prefieren marcar su distancia para no tener más conflictos, hay gente que cree respetar tanto a los demás que no se mete para nada en sus vidas.

     Entendamos que el respeto es como un trofeo que se puede lucir, pero no sirve para vivir, por esta causa nuestro Señor Jesucristo en lugar de enseñarnos a respetar, nos enseñó a amar, porque el respeto no ayuda a cumplir la ley, pero el amor es el cumplimiento mismo de la ley. Le recomiendo el amor más que el respeto, siempre podremos hablar de un respeto necesario en las relaciones, pero si el supuesto respeto conduce a la apatía, al desinterés o a la disensión, yo le pediría a mis seres queridos que mejor no me respeten tanto, prefiero que me amen; observe como en el nombre del respeto mucha gente no ayuda a sus familiares que se envuelven en severos conflictos. En otras palabras, no busque respeto cuando detrás de ello lo que usted desea es que nadie se meta en su vida y que nadie le muestre sus errores, la escritura nos enseña que fieles son las heridas del que ama, por lo tanto no erraríamos en afirmar contra toda filosofía hueca y falsa piedad: ¡respeto, pero sobre todo amor!, ¡respeto al derecho ajeno es la paz!, pero ¡amor al prójimo es la ley y los profetas!

     Por ultimo, la naturaleza del amor me indica que debo amar a mis seres queridos tal como son, eso significa aceptarlos con sus defectos; aun cuando en mis mejores intensiones yo trate de ayudarlos a mejorar su calidad de vida con consejos y exhortaciones amorosas, si ellos las rechazan, es mi deber cristiano respetarlos y seguirlos amando así como son, es decir aceptarlos.

Capítulo siguiente - Dios y la Renuncia
Capítulo anterior - Dios y el contentamiento

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a La biblia. Cómo lograr buenas relaciones familiares



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo potenciar las relaciones familiares
En este curso usted podrá conocer algunas estrategias para potenciar sus relaciones... [05/01/12]
12  
2. La biblia. Curso bíblico
Curso de religión de enfoque cristitano. En este curso se explica la Biblia de una... [10/05/05]
5.953  
3. La biblia. Reflexiones
Este curso es una recopilación de algunas enseñanzas e interpretaciones de algunos... [17/05/11]
96  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail