12.176 cursos gratis
8.741.385 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Barroco literario español

Autor: Esteban Conde Choya
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |1050 alumnos|Fecha publicaciýn: 28/04/2010
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 1:

 Literatura barroca española

El Barroco. La literatura española del siglo XVII 

Para comprender la literatura de este siglo, que coincide plenamente con el Barroco y lo que este movimiento conlleva (pesimismo y desengaño vitales, hundimiento político español bajo los reinados de los últimos austrias, etc.), conviene que tengamos en cuenta los siguientes aspectos históricos, sociales, políticos y culturales:

Diversos conflictos políticos (sublevaciones constantes de territorios españoles, la expulsión de los moriscos, etc.) y guerras zarandean el destino de España, haciendo que pierda algunas de sus antiguas posesiones y  no logre un completo asentamiento en América.

La existencia de validos o favoritos (secretarios especiales de los reyes Felipe III, Felipe IV y Carlos II), en cuyas manos ineptas dejan los monarcas el gobierno del país mientras ellos se dedican a la caza y otras diversiones cortesanas.

El establecimiento de un intransigente sistema tributario favorece la despoblación paulatina de las zonas rurales y, en consecuencia, la inmigración hacia las ciudades. 

Esta crisis afecta igualmente a todos los estamentos sociales: la nobleza, cada vez más ambiciosa, se distancia de las clases humildes y fomenta las intrigas palaciegas; el clero alto se corrompe como la aristocracia y el bajo deja de lado los valores espirituales para preocuparse por el dinero y el poder, mientras que la burguesía sigue pretendiendo en vano acceder a la nobleza.

El idealismo del siglo anterior, que también se ve influenciado por esta crisis económica general, cede el puesto al realismo del Barroco.

Finalmente, el arte (la pintura, la escultura y la arquitectura) se hace recargado, ampuloso y complejo, dando lugar, especialmente en la pintura, al claroscuro. Precisamente esa complejidad y la lucha entre las luces y las sombras explican la crisis y el pesimismo social.

En el plano de la Literatura dominan, en cuanto al estilo, la exageración, los contrastes (la belleza- la fealdad, lo trágico-lo cómico, la verdad- la mentira…), los aspectos impresionistas y la falta de equilibrio (unas veces se deforma la realidad y otras se idealiza y se embellece). Y en la temática, fruto de la visión amarga de la vida, se tratan, entre otros asuntos, la sátira de la vanidad humana, la ambición, el dinero…, la fugacidad de la vida (paso veloz hacia la muerte), la representación de la existencia como un teatro o un sueño y el reflejo realista y desengañado de la vida como una lucha del ingenio para vencer la miseria.

Además, en la literatura barroca se dan dos tendencias:

El culteranismo, cuyo máximo representante es Góngora, cultiva más la forma que el contenido, pretendiendo crear un mundo de belleza basado en impresiones sensoriales (luz, color, sonido…) y un lenguaje retorcido y cultista, con abundancia de metáforas, cultismos, hipérbatos, paronomasias, o alusiones escondidas a la mitología grecolatina. Villamediana, Soto de Rojas o Bocángel son poetas culteranos seguidores de Góngora.

El conceptismo, cuyo máximo exponente es Quevedo, prefiere el sentido o concepto de las palabras a su significante (aunque sin renunciar del todo a los juegos de este último) para impresionar la inteligencia del lector. También se vale de abundantes recursos expresivos, como metáforas ingeniosas, juegos de palabras que adquieren significados distintos, antítesis, hipérboles, etc. Son conceptistas Gracián, Fernández de Andrada o Alonso de Ledesma.

A continuación te copio unos versos típicamente conceptistas pertenecientes a la Epístola moral a Fabio, de Fernández Andrada:

“Fabio, las esperanzas cortesanas
prisiones son do el ambicioso muere,
y donde al más astuto nacen canas;
el que no las limare o las rompiere,
ni el nombre de varón ha merecido,
ni subir al honor que pretendiere.

El ánimo plebeyo y abatido
procura, en sus intentos temeroso,
antes estar suspenso que caído;
que el corazón entero y generoso,
al caso adverso inclinará la frente,
antes que la rodilla al poderoso.

Más coronas, más triunfos dio al prudente
que supo retirarse, la fortuna,
que al que esperó obstinado y locamente.

Esta invasión terrible e importuna
de contrarios sucesos nos espera
desde el primer sollozo de la cuna;
dejémosla pasar como a la fiera
corriente del gran Betis, cuando airado
dilata hasta los montes la ribera…”

Capýtulo siguiente - Poesía culterana. Góngora

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Barroco literario español



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. La creación de un personaje literario
Para el éxito de una obra literaria, sea cual sea su extensión y sin importar el... [16/07/07]
4.491  
2. Sintaxis del español
Estudia y aprende a dominar la sintaxis , dentro de lo que es el buen manejo de... [25/09/07]
24.280  
3. Cómo trabajar el ensayo literario con los estudiantes
En este curso el docente de literatura encontrará los lineamientos necesarios para... [28/11/11]
20  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail