12.170 cursos gratis
8.784.086 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Autosugestión

Autor: J. Isabel Magallanes Sandoval
Curso:
9,17/10 (6 opiniones) |5718 alumnos|Fecha publicaciýn: 10/09/2007
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 5:

 La autosugestión y el magnetismo o influencia personal

Naturaleza del magnetismo personal.

¿Puede desarrollar uno en sí mismo y a su antojo la sugestión o influencia personal? Individuos hay que creen que no poseen el magnetismo que desean, no obtenido por esta causa el triunfo que querrían obtener en la vida social, a la vez que son testigos de los éxitos de aquellas personas que al parecer son más magnéticas que ellos.
¿Es, acaso, la influencia personal un poder innato en las gentes? ¿Por qué está tan desarrollada en unos y tan restringida en otro? ¿Debe creerse que la naturaleza favorece a unas personas con detrimento. de las demás?
En suma,¿en qué consiste ese misterioso poder? ¿Puede desarrollarse artificialmente, como se asegura con frecuencia?.
Hay quien pretende demostrar que posee magnetismo personal alegando, como prueba, que una hoja de papel de escribir, frotada entre sus manos, se adhiere a la pared durante algunos minutos, lo mismo que a un mueble y a cualquier objeto contra el cual se coloque.

Pero es absurdo admitir que ese experimento pueda demostrar la existencia del magnetismo personal, por lo que se refiere al fluido humano.
En efecto, Cualquier estudiante de física .sabe que si .se frota el papel con un pañuelo de seda o una piel de gato se producirá el mismo fenómeno eléctrico, y hasta en forma más evidente que si se le flota con las manos. Además, la estación del año influye en este experimento porqué así como es fácil obtener resultados perfectos con un tiempo seco y frío, así será casi imposible producir 1os menores efectos en un tiempo caliginoso y húmedo. Por consecuencia, si la magnetización (electrización del papel) fuese debida, el magnetismo personal desaparece ante un tiempo cálido y húmedo. 

No; el magnetismo personal y la electricidad no son idénticos; ni siquiera existe la menor relación entre esos dos agentes. La elección puede producirse por medio de substancias inorgánicas; puede almacenarse en una botella de Léyden; puede circular por hilos metálicos; en tanto que lo que se denomina magnetismo personal depende enteramente de la impresión que hace un individuo en los sentidos y en el espíritu de otro. Una persona que padezca una enfermedad repugnante de la piel, podrá parecer poderosamente magnética a un ciego, en tanto que su aspecto será repugnante para un hombre que se halle en posesión de sus cincos sentidos.

Un hombre de determinada clase social parecerá extraordinariamente magnético a los de su condición; pero, entre personas de otro rango, sus maneras groseras, su ignorancia de las prácticas mundanas, le harán aparecer como falto de educación y desprovisto totalmente de magnetismo o influencia personal.

Definición y desarrollo del magnetismo personal

¿¡Qué es, pues la influencia o magnetismo personal? Si se nos pide que lo definamos en pocas palabras, diremos:
"El magnetismo o influencia personal puede ser cultivado, estudiando y aplicando el arte de agradar".
Véanse las condiciones que consideramos como esenciales al más completo desarrollo del magnetismo o influencia personal

Una fisonomía serena, con mirada tranquila: salud, energía, decisión, afabilidad, modestia, carácter invariable, vivacidad amable confianza, aseo; maneras agradables, actitud correcta y respetuosa. 
Una persona puede ser atractiva (magnética) sin tener una salud perfecta; pero la buena salud es una base excelente para el desarrollo del magnetismo personal.

Es más agradable estrechar una mano suave y templada que sentir el contacto de una mano fría, febril o Viscosa. El sentido de la vista es más favorablemente impresionado por una fisonomía alegre y satisfecha que por un rostro paliducho, triste o cubierto de granos.

Es necesario por lo, tanto al desarrollar el magnetismo personal, procurar agradar a los sentidos, exami¬nándose uno mismo y procurando mejorar su salud, modificar el tono e inflexiones de la voz.
Un estudio del hombre poderosamente magnético nos probará cuando se trata de defender los principios que mantiene el corazón.

El hombre magnético no se envanece jamás en público de sus méritos y elevadas acciones. Es modesto, sin llegar a la timidez; tiene una frase alentadora para cada cual; reconoce toda atención con que se le distingue y agradece todo servicio que se le preste; demuestra con tacto su apreciación de los méritos de los demás y, cuando hace algún favor a un amigo o conocido, lo realiza de modo que parezca ser él mismo el beneficiado y no el otro.
El hombre magnético es atento, cortés y afable en toda ocasión con respecto a sus amigos o extraños, no por motivos egoístas, sino porque ha hecho de ese principio una segunda naturaleza.

La falta aparente de magnetismo en algunas personas, puede imputarse a la influencia del medio en qué se mueve.
Los hijos de padres insociables, que sólo tienen un reducido numero de amigos y conocidos, están expuestos a volverse egoístas y aislarse, apartándose de todos sus compañeros de juego, a excepción de algunos que han de sufrir previamente el examen crítico de sus egoístas padres.

La regla más sencilla, más práctica y efectiva que ha de seguirse para desarrollar el magnetismo personal, es la de relacionarse con el. mayor número posible de personas y hacer de suerte que cada una de ellas quede satisfecha de haberos visto y persuadida de que tienen en vosotros un amigo y puede contar con una acogida cariñosa cada vez que os vuelva a ver.

No basta encerrarse solo en una habitación y hacer ejercicios de concentración y autosugestión, aunque estos ejercicios, cuando se persigue un fin bien determinado, sean de bastante provecho; lo que importa más es la forma de portarse con sus semejantes.  La persona ansiosa de desarrollar, la influencia magnética personal y que conozca sus puntos débiles, hará bien en retirarse a algún sitio aislado donde se halle sólo con sus pensamientos, esforzándose allí en forjar en su espíritu la mejor conducta que ha de observar para triunfar de sus defectos, representándose la forma como procederá  cuando esos defectos hayan desaparecido. Son muy eficaces, además, las autosugestiones bajo la forma dé palabras pronunciadas mentalmente: o en alta voz. sin embargo, esas palabras no deben repetirse maquinalmente sino que se expresarán con atención observando el espíritu la plena significación de las frases emitidas.
A manera de ejemplo, vamos a dar, algunas autosugestiones, cuyo empleo prestará grandes servicios; el 1ectortal podrá fácilmente imaginar otros que respondan a sus necesidades particulares.

Véanse estas autosugestiones:
"Estoy resuelto a volverme enérgico y magnético a la vez. Tengo sentimientos generosos y amistosos para todo el mundo y he de conquistarme de cada uno."
"Mi carácter es siempre alegre, jovial y agradable. Tengo una frase de consuelo y aliento para todo el mundo y todo el mundo se felicita de verme."
"Soy honrado y sincero y puedo mirar de frente y con serenidad a cuantos me rodean."
"He de ser bueno para los viejos y los jóvenes; seré bueno para todos mis semejantes y haré por ellos cuanto ellos seguramente harían por mi." .
"Estos buenos, sanos, optimistas y fortificantes pensamientos influyen en mi vida y en: mis actos; son magnéticos, son míos. ¡Yo mismo soy magnético!"

Estas autosugestiones y otras análogas, repetidas frecuentemente y concienzudamente se convierten en pensamientos y principios arraigados, a condición de que uno se esfuerce en ponerlas en practica sin el menor egoísmo, Ejercen inconscientemente una influencia bienhechora y sirven para atraerse amigos. Preguntadle a uno de éstos lo que encuentra particularmente atractivo en el ser magnético y seguramente os contestará:!Oh! No puede decirlo exactamente. Lo único que sé es que siento gran simpatía hacia él. Posee considerable: magnetismo personal.
Es por lo tanto la capacidad de agradar por actos de bondad, de simpatía, de lealtad y por la fuerza del carácter, por una parte, y la interpretación inconsciente de esos actos, por otra, lo que constituye el magnetismo personal y lo que hace creer a mucha gente que ese magnetismo es un agente casi igual a la electricidad o al magnetismo del imán.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Autosugestión



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Cómo tratar a personas difíciles
Todo el mundo ha tenido que tratar en alguna ocasión con ellos: entorpecen el... [13/11/01]
264.474  
2. Cómo superar el miedo a volar
¿Le dan pánico los aviones? ¿Siente un sudor frío cada vez que pisa un aeropuerto?... [04/03/02]
13.248  
3. El arte de dirigir tu propia vida
El "liderazgo personal" es el rol que adoptamos todos para dirigir nuestra vida y... [14/01/03]
46.387  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail