12.178 cursos gratis
8.738.489 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Curso de autodefensa psíquica

Autor: Gustavo Fernández
Curso:
8,89/10 (44 opiniones) |32129 alumnos|Fecha publicación: 23/06/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 19:

 Viejos mitos a la luz de la teoría astral

Las reflexiones hechas en lecciones anteriores nos brindan la posibilidad de reconsiderar ciertas "leyendas" y "supersticiones" tenidas por siglos como tales pero que, sin embargo, se sostuvieron extrañamente en el inconsciente colectivo, como es el caso de los "mitos" sobre vampiros y "hombres lobo". En este último caso, y a pesar de ciertas explicaciones psicologistas (que nos remiten a la persistencia en la imaginaci ón colectiva de la proximidad y peligro que para el Hombre del Medioevo significaban bosques poblados por lobos, convivencia con el peligro que, por su arrastre emocional, habrí a sobrevivido en forma de leyendas) cabe preguntarse si detrás de todo ello no podrí a subyacer alguna probabilidad de fenómenos ocultistas malinterpretados. Puestos a reconsiderar estas disciplinas, no podemos menos que señalar que los conceptos expresados hasta aquí nos permiten encontrarle un sentido l ógico a viejas historias de hombres lobo ("werewolf" o "lobiz ón", en este último caso, como acostumbra llam ársele en Am érica del Sur), vampiros y la sempiterna Luna llena como tel ón apropiado de fondo para estas sagas.

Ambos (vampiros y lobizones) se manifiestan -si hemos de seguir la creencia popular- especialmente las noches de Luna llena. Ahora bien, esta fase de nuestro satélite natural tiene ciertas peculiaridades interesantes desde el punto de vista con que abordamos estas tem áticas. Para comenzar, la luz emitida por Selene es lo que podríamos llamar una luz "polarizada", con especiales características vibratorias. Sin dejar de tener en cuenta el sabido incremento de hechos de violencia física y accidentes que ocurren durante su fase (como saben muy bien los profesionales que trabajen en hospitales o precintos policiales), podemos tambi én remitirnos a algunas experiencias caseras: si ustedes gustan de la pesca deportiva, sabrán que el pez extraí do del agua y dejado a la luz de la misma se descompone de manera harto m ás r ápida que en cualquier otra circunstancia. Incluso yo mismo he hecho la experiencia de dejar algunos peces aún vivos en el agua, para comprobar que la consistencia de su carne se desmenuza bajo los dedos aun antes de darles muerte. Pero también sabemos que, astrol ógicamente, cada astro se "corresponde" (en el sentido que le da la Ley de Correspondencia, otra de las siete Leyes Fundamentales del Universo) con determinados otros elementos de la naturaleza, entre ellos, los metales. Así , la correspondencia de la Luna es la plata. Y bien, tal como nos lo recuerdan la malas pel í culas de terror clase "Z" americanas, ¿de qué material debe estar hecha, por ejemplo, la bala que de muerte a un "lobizón"?. Pues, precisamente, de plata.

Y una bala es una punta; en este caso, una punta de plata. ¿Y se hace necesario recordar otra vez a Eliphas Levi, cuando en su texto "Dogma y Ritual de Alta Magia" nos dice, textualmente, que "las puntas de plata impiden la condensación de la luz astral"?.

Aún más. El "mito" del vampiro encierra la regla que éste no sólo no se refleja en los espejos sino que éstos le son particularmente repugnantes. Y antiguamente, el espejo se "platinaba", es decir, se cubrí a una cara de un vidrio con una soluci ón de un derivado de plata lo que le daba particularmente su caracterí stica reflexiva. Es m ás, en el lenguaje castellano antiguo, precisamente se llamaba "luna" a los espejos, por esa asociaci ón. Y ese rechazo no es algo propio de los vampiros: personalmente he asistido a numerosas sesiones de cultos afroamericanos, candombl é, umbanda y quimbanda (de cuyos peligros hablaremos en otra oportunidad) donde algunos participantes "montados" por entidades del bajo astral retroceden horrorizados si inadvertidamente pasan frente a un espejo (de ahí la costumbre, si dichas sesiones se celebran en un lugar donde no es posible retirarlos, de cubrirlos con paños negros). Así que podemos concluir que es posible aceptar la idea de que los históricamente así llamados "vampiros" y "hombres lobo", sean entidades astrales, perniciosas y agresivas, que, o bien se "densifican" en nuestro plano hasta adquirir caracterí sticas vagamente humanoides que los hagan perceptibles, o bien parasiten (prefiero decirlo así antes que "posesionen") de humanos o, mejor dicho, de la componente astral de tales humanos. En este último sentido, es interesante señalar que todas las corrientes ocultistas identifican al cuerpo astral con el "cuerpo de las emociones" (nuestra emocionalidad sería consecuencia, entonces, del equilibrio y estado general de nuestro cuerpo astral) de forma que los violentos cambios de conducta de estos pobres infelices podrí an ser explicados en funci ón de tal apropiaci ón.

De resultas de todo esto, se ha diseñado un sencillo elemento que permite "capturar" entidades astrales negativas -en caso de presumirse su existencia- y que consiste en cortar de manera circular un espejo (el tamaño suele ser indiferente) en el centro del cual se pinta un círculo, con pintura negra, de un centí metro de di ámetro, que fungirá la tarea de "punto de fuga" (ver al respecto la lección correspondiente). Tocando peri ódicamente el centro de este cí rculo con nuestra punta de plata (que, como tambi én he explicado en lecciones anteriores, es parte del instrumental idóneo que para la acertada realizaci ón de rituales ocultistas debe proveerse) se disolverán las concentraciones astrales negativas que hayan "anclado" en el mismo. Uno de tales elementos, ubicado permanentemente en el ángulo m ás al noroeste de la vivienda donde se presume la presencia circunstancial de tales entidades, y tocado con esa punta una vez por día, será un buen elemento protector para estas patologías astrales.

Capítulo anterior - Fotografiando el pensamiento

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Curso de autodefensa psíquica



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo tratar a personas difíciles
Todo el mundo ha tenido que tratar en alguna ocasión con ellos: entorpecen el... [13/11/01]
264.474  
2. Cómo superar el miedo a volar
¿Le dan pánico los aviones? ¿Siente un sudor frío cada vez que pisa un aeropuerto?... [04/03/02]
13.248  
3. El arte de dirigir tu propia vida
El "liderazgo personal" es el rol que adoptamos todos para dirigir nuestra vida y... [14/01/03]
46.387  

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail