12.176 cursos gratis
8.740.062 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Curso de autodefensa psíquica

Autor: Gustavo Fernández
Curso:
8,89/10 (44 opiniones) |32129 alumnos|Fecha publicación: 23/06/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 33:

 Preparación de amuletos y talismanes VI

En primer lugar y antes de comenzar, debo pedir disculpas a todos los alumnos de este curso virtual por lo errático de la edición de las últimas lecciones. Ocurre que -lo comento entre amigos- estoy poco menos que saturado de trabajo: un par de congresos en los que he participado, la edición del CD, un nuevo libro en el que estoy trabajando, mis clases y consultas personales, en fin, todo ello conspiró contra la rutina de entregar puntualmente una clase semanal. Entiendo que no deberían ustedes pagar las "consecuencias" de mi hiperactividad, y precisamente por ello les pido, humildemente, sepan disculparme. Trataré de esforzarme más para cumplir como el respeto que ustedes merecen me exige.

Y ahora sí, vamos a trabajar.

DETERMINACIÓN DE LOS MEJORES MOMENTOS ASTROLÓGICOS PARA LA FABRICACIÓN DE UN AMULETO O TALISMÁN HORAS PLANETARIAS

Hasta aquí hemos analizado una serie de factores que hacen evidentemente que el acto de preparar uno de estos objetos se encuentre influido, para bien o para mal, por fuerzas de distinta naturaleza las cuales, sin embargo, podemos aprender a conocer y usar en nuestro provecho.

Así, no debemos olvidar que cada día de la semana está "regido" -esto es, gobernado- por un determinado "planeta", aunque en realidad al hablar de "planetas" estamos considerando también aquí las llamadas "luminarias": el Sol y la Luna: descubrirán cómo es que esos cuerpos celestes nos influencian. Por lo pronto, baste saber que, según el "planeta" de que hablemos, tal será el matiz de ese día en particular. Ello no significa que en tal día sólo podremos hacer cosas vinculados con las características de ese astro, o que forzosamente saldrá bien lo que esté en armonía con ese cuerpo y mal la que hagamos en disonancia con el mismo; ya Shakespeare escribía que "los astros inclinan, pero no obligan".

Dicho de otra forma, un planeta armónico con nuestros fines allanará nuestro camino, potenciará nuestros resultados pero eventualmente no nos evitará algún revés, así como un planeta en oposición a nuestros intereses los dificultará, aumentará nuestra estadística de complicaciones pero, a fuerza de voluntad -la poderosa herramienta que en manos del libre albedrío nos hace realmente superiores- seguramente le torceremos el brazo al Destino. Veamos entonces esas correspondencias:

DOMINGO: SOL

Rige los bienes materiales, gananciales o herenciales. La manifestación del Yo. El brillo personal y social.

LUNES: LUNA

Estudios y cuestiones mentales. El inconsciente. Las enfermedades psíquicas.

Temores y fobias.

MARTES: MARTE

Dinamismo y energía. Coraje, vitalidad deportiva, pero también sangre, violencia, accidentes, enfermedades físicas.

MIÉRCOLES: MERCURIO

El dinero contante y sonante. La inteligencia creativa y práctica. Buenas noticias que llegan.

JUEVES: JÚPITER

La salud y todo lo que implique expansión y crecimiento.

VIERNES: VENUS

Los afectos (de pareja, familiares, amistades).

SÁBADO: SATURNO

Lo oculto (enfermedades, problemas judiciales, internaciones clínicas, psiquiátricos, cárceles). También las Ciencias Ocultas.

Se observará que los otros planetas (Urano, Neptuno y Plutón) no entran en esta consideración, y ello debido a que desde el punto de vista esotérico, por un conjunto de razones sobre las que no nos extenderemos aquí, se toman en cuenta sólo los astros visibles a ojo desnudo.

Pero en cada día, podemos considerar también una división en DOCE HORAS PLANETARIAS DIURNAS (período que va desde la salida del sol hasta la puesta) y DOCE HORAS PLANETARIAS NOCTURNAS (desde la puesta hasta la salida del sol del día siguiente). Se observará fácilmente, entonces, que cada "hora planetaria" queda, de acuerdo a los cuadros que reproducimos, regida por determinado planeta, tanto de día como de noche. Por ejemplo, la primera hora a partir de la salida del sol un día lunes tendrá regencia de la Luna, la segunda de Saturno, etc., mientras que, no necesariamente la primera de la noche será Luna nuevamente sino, como se observará, Venus. De hecho, cada día comienza a la mañana bajo la regencia de su propio planeta, y estos van rotando de acuerdo a un orden predeterminado que es el que se señala en las tablas.

Incidentalmente, es interesante anotar que, astrológicamente hablando, el día no comienza a las 0 horas, sino con el salir del sol, terminando con el nuevo amanecer del día siguiente.

Esto es coherente -por Correspondencia- con el criterio astrológico de que el año no comienza el 1 de enero, sino, el 21de marzo, equinoccio de otoño en el hemisferio sur. En efecto, la costumbre gregoriana de fijar el 1 de enero como comienzo del año es una costumbre convencional, sin fundamentación astronómica. Pero el 21 de marzo de cada año el Sol se ubica en el 0° del signo de Aries, inicio del zodíaco, mejor punto de partida, si hay que definir alguno en una elipse cerrada uniforme como es la trayectoria de la Tierra en su órbita.

Un aspecto importante que hay que considerar, es que si bien hablamos de "horas" planetarias, las mismas no duran sesenta minutos. Como vimos, las horas planetarias diurnas se computan desde la salida del sol de un día hasta la puesta del mismo.

Supongamos que estamos en verano, y el Sol sale a las 6:00 hs, y se pone a las 19 horas, por consiguiente:

Lapso transcurrido desde las 6:00 hs a las 19:00 hs = 13 hs

Lo transformamos en minutos para hacer nuestros cálculos más sencillos: 13 x 60 = 780 minutos

Pero si las horas planetarias diurnas resultan de dividir por 12 ese período, entonces: 780 / 12 = 65 minutos, que es lo que durará cada hora planetaria diurna.

Así, si tomamos como ejemplo un día domingo, la primera HPD (sol) irá de 6:00 a 7:05; la segunda (Venus) de 7:05 a 8:10; la tercera (Mercurio) de 8:10 a 9:15; la cuarta (Luna) de 9:15 a 10:20; la quinta (Saturno) de 10:20 a 11:25; la sexta (Júpiter) de 11:25 a 12:30; la séptima (Marte) de 12:30 a 13:35; la octava (Sol, nuevamente) de 13:35 a 14:40; la novena (otra vez Venus) de 14:40 a 15:45; la décima (lógicamente se repite Mercurio) de 15:45 a 16:50; la decimoprimera (Luna) de 16:50 a 17:55 la decimosegunda (Saturno) de 17:55 a 19:00. Comenzarán a partir de allí las nocturnas, que en este caso tendrán una duración resultado de dividir el lapso que va desde la puesta hasta la salida del sol del día siguiente o sea, para el ejemplo que hemos dado: 11 horas, entonces: 11 x 60 = 660 minutos / 12 = 55 minutos cada HPN que se tabularán igual que el ejemplo que hemos dado. Al llegar a la salida del sol del otro día, volverán a correr horas planetarias de 65 minutos y se repetirá el esquema.

HORAS PLANETARIAS DIURNAS

DOMINGO LUNES MARTES MI ÉRCOLES JUEVES

VIERNES SÁBADO

1 Sol Luna Marte Mercurio úJpiter Venus Saturno

2 Venus Saturno Sol Luna Marte Mercurio Júpiter

3 Mercurio Júpiter Venus Saturno Sol Luna Marte

4 Luna Marte Mercurio J úpiter Venus Saturno Sol

5 Saturno Sol Luna Marte Mercurio Júpiter Venus

6 Júpiter Venus Saturno Sol Luna Marte Mercurio

7 Marte Mercurio Júpiter Venus Saturno Sol Luna

8 Sol Luna Marte Mercurio úpJiter Venus Saturno

9 Venus Saturno Sol Luna Marte Mercurio Júpiter

10 Mercurio Júpiter Venus Saturno Sol Luna Marte

11 Luna Marte Mercurio J úpiter Venus Saturno Sol

12 Saturno Sol Luna Marte Mercurio Júpiter Venus

Para las Horas Planetarias Nocturnas, el período de 12 de las mismas no comienza nuevamente con el planeta correspondiente a cada día, sino continúa con el que sigue en la secuencia natural:

SOL / VENUS / MERCURIO / LUNA / SATURNO / JÚPITER / MARTE

¿Y para qué le sirve a usted todo esto?. Por ejemplo, para organizar su agenda diaria.

Una cita amorosa tendrá mejor resultado si la programa para una hora venusina que en cualquier otro caso, una práctica deportiva lo será en hora marciana, iniciar un tratamiento médico o cosmetológico -ese régimen para adelgazar que se ha decidido a probar, esa máscara facial que tanto le han recomendado- potenciarán sus efectos si lo hace en hora de Júpiter y, cómo no, las cuestiones de dinero podrán gozar de los beneficios de Mercurio o el Sol, según los casos. Por ejemplo, si se trata de arreglar una deuda, o cobrar una cuenta, hora mercuriana, y si se trata de la compra de un bien o firma de un contrato, hora solar. Como usted ya habrá observado que en un mismo día -tanto de día como de noche- cada planeta se repite un par de veces, esto le da a usted cierta elasticidad para acomodar sus horas.

Tiene lógicamente que tomarse el trabajo de averiguar a qué hora sale el Sol y a qué hora se pone, pero eso es fácilmente localizable en cualquier periódico y, en líneas generales, el sol sale un minuto más tarde cada mañana desde el 21 de diciembre al 21 de junio, ocultándose también en ese período un minuto más temprano cada tarde, saliendo un minuto más temprano cada mañana desde el 21 de junio hasta el 21 de diciembre, y poniéndose cada día un minuto más tarde. Esto es una estimación promedio, porque durante algún par de días los horarios permanecen inmutables, registrándose de golpe un pequeño "saltito". Por eso, aconsejo evitar los "bordes", es decir, que los eventos a realizarse en determinado horario astrológico sean hechos en plena hora seleccionada, y no muy al comienzo o muy al final. También sugiero evitar obsesionarse con el tema, esto es, como hacer los cálculos es un poco engorroso, para situaciones nimias o intrascendentes realmente no se justifica tomar tantos recaudos. Empero para cosas realmente importantes (una entrevista laboral de fuste, un tratamiento médico, un encuentro sentimental, la presentación de papeles en la Justicia o instituciones varias, etc.,) vale la pena tomarse el trabajito de hacer cuentas y acomodar la agenda a las horas planetarias convenientes.

Nunca olvide que, de acuerdo a la más rancia tradición astrológica, lo que determina el buen o mal suceso de un acontecimiento, siempre desde la óptica de esta disciplina es el momento en que las cosas comienzan, importando poco entonces que se extiendan más allá de esa hora planetaria seleccionada y termine en cualquier otra. Por la misma razón, algo que demanda días o semanas de gestación estará prefigurado por el momento de comienzo.

Capítulo siguiente - Els tatwas

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Curso de autodefensa psíquica



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo tratar a personas difíciles
Todo el mundo ha tenido que tratar en alguna ocasión con ellos: entorpecen el... [13/11/01]
264.474  
2. Cómo superar el miedo a volar
¿Le dan pánico los aviones? ¿Siente un sudor frío cada vez que pisa un aeropuerto?... [04/03/02]
13.248  
3. El arte de dirigir tu propia vida
El "liderazgo personal" es el rol que adoptamos todos para dirigir nuestra vida y... [14/01/03]
46.387  

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail