12.182 cursos gratis
8.735.955 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Curso de autodefensa psíquica

Autor: Gustavo Fernández
Curso:
8,89/10 (44 opiniones) |32129 alumnos|Fecha publicación: 23/06/2006
Envía un mensaje al autor

Capítulo 52:

 Luz y sombra de los cultos afrobrasileros VII

Hasta aquí hemos dedicado varias lecciones de este Curso para desarrollar un amplio panorama no sólo de los fundamentos, rituales y supuestos de los cultos afrobrasileños, sino que también nos hemos detenido lo necesario -casi hasta el límite de la exasperación, suponemos, de lectores no tan pacientes- para ilustrarles sobre el "argot" manejado en estos ámbitos, y esto por un colectivo de razones:

a) En la primera lección dedicada a estas creencias, he hecho especial hincapié en el matiz tortuoso que en muchas ocasiones estas prácticas significan. Desgraciadamente, lo que debería ser un marco de ideologías teológicas -respetables como las que más, en tanto y en cuanto resultan emocionalmente caras al sentimiento de muchos- ha devenido, ora en un instrumento que en manos de irresponsables y vividores les permite no sólo esquilmar incautos sino aprovecharse, muchas veces con fines inconfesos, de las debilidades de carácter de muchas personas, profundamente desorientadas en la vida y anhelantes de gurúes exóticos de ritmos caribeños, ora caer en manos de quienes, aun a sabiendas de la eterna realidad subyacente detrás de todo tipo de mascarada espiritual - esto es, que las omnipotentes y omnipresentes fuerzas del Bien y del Mal, ignorantes de cualquier disensión por un "quítame de allí esas liturgias"- siempre sobreexisten a las creencias y los creyentes, no trepidando en valerse de las mismas para sus egoístas y pedestres fines. Más peligroso -qué duda cabe- que "inventar magias" con el mero fin de estafar crédulos es saber que esas fuerzas y esas energías están allí, sí, pero, amorales - que no "inmorales"- en esencia y eficaces en presencia, sean convocadas por rituales propios del caso para fines egoístas en el mejor de los casos, decididamente perversos y destructivos en el peor.

b) Muchas veces me he preguntado, al asistir como invitado o simple curioso investigador, a "terreiros" y "congales", por qué estos lugares parecen ser la Meca, no sólo de gente de instrucción, moralidad y sociabilidad aceptable sino también de otros personajes, de los cuales lo menos que se puede decir es que son pintorescos y, muchas veces, decididamente rufianescos. Así, ladrones de poca monta se entremezclan con vividores, prostitutas con vendedores de droga, desviados sexuales con frívolas damas de sociedad en busca de excitantes sensaciones.

Una de las respuestas puede estar en la extrema liberalidad de estos cultos. A diferencia de cualquiera de las religiones comunes en nuestras latitudes, no hay un Dogma moral, no hay prejuicios, limitaciones, pecados ni confesiones. No hay penitencia ni castigo en el Más Allá. En una indescriptible parafernalia crowleyniana, el "haz lo que quieras" parece ser la voz cantante. A nadie le importa lo que hace, lo que quiere, lo que busca el otro; nadie, mientras no le afecte, le importa si ello es bueno o malo. Pero lo que es más importante; generalmente -especialmente en Casa de Exús- no le importa ni siquiera a la entidad convocada, a la que se supone debería subordinarse la espiritualidad del hijo de religión.

La misma entidad -las mismas entidades- son indiferentes al bien y al mal. Son, sí, muy celosas de lo que les pertenece: la ofrenda, el pago o la devoción del solicitante. Y a ello, es decir, a la consecusión de sus fines, subordinan sus pareceres.

Esto por supuesto nos habilita para formular la pregunta exactamente al revés. O sea; ¿es una religión que reúne entidades espirituales amorales porque amorales son sus celosos servidores, o es que atrae amorales devotos porque la fuerza, la energía, la espiritualidad que es eje de estas creencias es, de por sí, amoral?.

Cualquiera sea la respuesta, lo cierto es que lo primero que se deduce de esto es que, tratándose de Fuerzas con Inteligencia, operantes y perceptibles, y en todo caso libres de la conciencia del Bien y el Mal, tanto pueden caer bajo las exigencias de Pais y Maes de sana disposición, dispuestos a emplearles en pro de sus congéneres, como en aquellos que sólo buscan la satisfacción personal y la de sus adláteres. Y si esto no cae dentro de las definiciones de "magia negra" que en algunas de nuestras primeras lecciones hemos descripto pues no sabemos qué puede serlo.

Cierto es, sin embargo, que en general la prensa -la oral, escrita y televisiva- ha dado un desordenado tratamiento de estos cultos. Cuando no han sido chivo expiatorio de oscuras crónicas policiales, buscándose injustificadas etiologías en estas creencias cuando algunos crímenes no han podido ser resueltos, han sido presentados jocosamente como pintorescos exponentes de la insensatez crédula del prójimo. Porque cuantitativamente no suma ni el poderío ni las masas de las "otras" religiones, las "bien vistas", no suele aparecer en esa prensa un espacio para que teólogos de cultos afroamericanos puedan acercar sus reflexiones. Pero cierto es que, por lo general, estos cultos no se caracterizan por acumular brillantes mentes puestas al servicio de la discusión doctrinaria. Ellos mismos -sus cultores- reivindicarían el pragmatismo ecléctico por sobre el sofisma discursivo y nos dirían, no sin un dejo de suficiencia, que de qué sirven las largas parrafadas, las discusiones bizantinas que tiñen toda polémica teológica si lo único que importa -que "les" importa- son los resultados prácticos, los beneficios que en el "aqu í" y el "ahora" puede obtenerse por su advocación. Cierto es que, aquí y allá, han habido y seguramente volverán a haberlos, ínclitos y bienintencionados creyentes que se abocarán a tratar no sólo de dejar registro escrito de sus queridas creencias sino a fundamentarlas y justificarlas, aunque sea dialécticamente. Pero hasta hoy, tales intentos no logran resistir el embate meduloso de los intelectuales de la Credulidad Institucionalizada. Umbandistas y devotos del Candomblé simplemente se encogerán de hombros y dirán que el hecho de no poder vencer en una discusión académica no hace a sus creencias menos "reales", y tal vez les asista la razón.

Pero esa carencia intelectual, sumada a la anarquía descentralizada y ajerárquica de decenas de miles de creyentes en los afro, no le hace ningún bien a la colectividad de devotos que así seguirán siendo vistos o como una simple curiosidad pagana o como un peligroso semillero sectario. Muchos umbandistas tratan entonces de adquirir credencial de confiables sumándose -tratando de sumarse- a las filas de parapsicólogos y terapeutas alternativos. Muchos templos, entonces, conviven cosmopolitamente con tiradas de Tarot, sesiones de Reiki y análisis numerológicos y astrológicos, porque en este mundo de apariencias en que vivimos, pareciera que la práctica de cultos afrobrasileros está, en la consideración de la "intelligentzia" cultural, aún un escalón más abajo que mánticos y charlatanes de feria. De allí que ser respaldados por una actividad aún tan discutida -pero implícitamente aceptada- como es la Parapsicología, con el oropel de sus títulos, les redunda un cierto espaldarazo. Son, a fin de cuentas y entonces, "brujos diplomados".

De todo ello, entonces, ha tratado nuestra motivación de dedicar varias lecciones a conocerlos. Porque con todo el respeto que una creencia -cualquier creencia- puede merecernos, la venalidad de algunos de sus integrantes hace que sea competencia de la Autodefensa Psíquica el profundizar la cuestión. No puede vencerse al enemigo que no se conoce, de forma que tanto profesionales de estas Disciplinas Alternativas como simples aficionados tienen que saber de qué se trata cuando se trata de Cultos Afroamericanos.

Los primeros, para reconocer síntomas, características, ofrendas abandonadas frente al domicilio de sus consultantes, palabras y gestos, guiños y códigos. Los segundos, para que eventualmente su afán de conocimiento no los lleve no sólo por caminos que no sabrán transitar sino, lo que es peor, permitirse creer en el canto de sirenas de improvisados a los cuales sólo desenmascarará un prolijo -si no necesariamente profundo- conocimiento temático del interesado.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Curso de autodefensa psíquica



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Cómo tratar a personas difíciles
Todo el mundo ha tenido que tratar en alguna ocasión con ellos: entorpecen el... [13/11/01]
264.474  
2. Cómo superar el miedo a volar
¿Le dan pánico los aviones? ¿Siente un sudor frío cada vez que pisa un aeropuerto?... [04/03/02]
13.248  
3. El arte de dirigir tu propia vida
El "liderazgo personal" es el rol que adoptamos todos para dirigir nuestra vida y... [14/01/03]
46.387  

Capítulos del curso


¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail