12.169 cursos gratis
8.789.221 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Autoayuda. Meditación con el sitar

Autor: Jordi Mas i Manjon Ph.D
Curso:
10/10 (2 opiniones) |779 alumnos|Fecha publicaciýn: 25/08/2009
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 4:

 Duda, codicia, torpeza, agitación, y cólera. Obstáculos (1/2)

El Sagrado Ganga, el Ganges, fluyendo incesamente con la fuerza de la existencia y la vida en una turbulenta fuerza equilibrada portando el sabor de la Verdad, volvió a expresarse en el silencioso lenguaje del Alma.

Cinco obstáculos, es una masa de cosas malas, expresó el Honorable del Mundo, ¿cuáles son? pregunté desde el corazón.

Y el Río respondió, el obstáculo de la duda, el obstáculo de la codicia, el obstáculo de la torpeza, el obstáculo de la agitación, el obstáculo de la cólera. Siempre en la história social de la humanidad y en la história personal del ser humano, han sido los mismos obstáculos que impiden el progreso hacia la libertad existencial.

¿Por favor explícame todo ello?, le pedí desde la humildad del que no sabe, y el río Sagrado, de nuevo respondió con su amorosa voz.

El obstáculo de la duda, la creencia, es un pensamiento producto de memorias adquiridas, que dañan el presente y por evolución del acto dañan el futuro.

La duda, es el obstáculo, que hace que busquemos respuestas a las verdades, cuando solamente podemos responder a las realidades, es real que nuestro cerebro produce un encadenamiento de sucesos y a ello lo designamos como pensar, y a este pensar lo llamamos Yo, y a este Yo, lo confundimos con el Ser, ello es una realidad pero no es una Verdad.

La verdad está fundamentada en la ausencia de la duda de la creencia, y eso que designamos como Yo, es duda, es creencia, es real un vaso con agua, pero solamente haremos nuestra esa agua cuando la bebamos.

Las religiones son búsquedas fundamentadas en la duda, en la creencia, solamente el hombre religioso que supera ese precedente, puede beber el agua y hacerla suya, entonces transciende a la duda a la creencia.

Estar conforme no es estar de acuerdo, estar de acuerdo no es estar conforme, la duda es el campo fértil para ello, para que crezca la fe, fundamentada en un estar de acuerdo sin comprender, resulta mucho menos esforzado mover nuestro proceso de pensar hacia la creencia que tratar de ser conscientes, ello ha sido útil para el fin material de aquellos que tienen como prevalente el Yo.

¿De qué modo podemos superar el obstáculo de la duda?, pregunté en el silencio del Alma.

El modo es la consciencia, es el comprender como testigos, sin inferencias del pensamiento la causalidad del suceso, todo suceso tiene una causa y esta causa un efecto, cuando somos conscientes de la causa y del efecto, la duda deja de existir porque se ha transformado en una Verdad.

¿Por favor háblame del obstáculo de la codicia?, y el Sagrado Río portador de la Sabiduría respondió amorosamente.

La codicia es un factor mental, un pensamiento obstáculo, la preferencia del Yo, produce el efecto del alejamiento de los otros, y acercamiento a aquello que se cree como un algo imprescindible, la codicia puede ser material, social, emocional, espiritual.

La dominancia de ello es el poseer a toda costa aquello que se cree satisfará la avidez , es igual que el sediento que busca el agua, pero la codicia, subproducto de la avidez, no se sacia, siempre se desea más, y este deseo es un creencia. La codicia también es un pensamiento fundamentado en la duda, una tendencia del proceso mental con una causalidad de insaciabilidad, una sed que solamente el agua sagrada de la consciencia puede apagar.

Las luchas, las diferencias entre sociedades, entre marido y mujer, entre hermanos, entre amigos, son luchas de codicia, unas ves se codicia la felicidad o el bien estar del otro, en otras las posesiones materiales o morales, en otras la posición social, en otras la posesión del otro.

La relación de dos seres humanos se ve entorpecida por la codicia de poseer al otro, en la creencia que en esa posesión, uno se vuelve dueño de ello.

Solamente es una creencia, porque la codicia es un obstáculo para acceder al otro, es limitadora, imposibilita la relación de seres humanos, el obstáculo de la codicia, tiende a atribuir a quien lo vivencia la cualidad intrínseca de ser codicioso.

Vemos ya desde la temprana edad, a pequeños mostrar el obstáculo de la codicia, acumulando sin saciarse, en la actualidad la infancia más temprana de las sociedades más enriquecidas poseen infinidad de posesiones que la única utilidad que tienen es la de ocupar el espacio físico y el espacio de sus corazones. Y las sociedades menos afortunadas económicamente están a la espera de poder acceder a esos bienes dudosos.

Los medios visuales, desde la antigüedad con las representaciones artisticas y en la actualidad con los medios visuales, promueven la búsqueda codiciosa, la juventud codiciando aquellos bienes dudosos que supuestamente les aportará felicidad, los ancianos en aquello que les devolverá la perdida juventud, los religiosos en pos de la divinidad como propiedad personal.

La codicia obstaculiza que se manifieste la naturaleza de la existencia en el Ser humano, ello conduce a la codicia, de que no haya cambios sociales que puedan variar el patrón de jerarquías. La codicia como obstáculo favorece la jerarquía del que manda sobre el mandado, es una codicia de carácter íntimo, limitador de libertades.

Superar este obstáculo precisa de una consciencia dinámica, vital, que movilice el estancamiento, porque la codicia es estancamiento, es un pararse, un cercar aquello que se desea poseer en exclusividad.

En la época moderna, los jóvenes del presente, se anima desde las jerarquías del mundo comercial, a la exclusividad, en marcas de artículos de consumo, ello estimula la creencia de que son únicos en algo, en la realidad, lo que sucede es que la codicia se manifiesta de un modo sutil, y no solamente sucede con la juventud, sucede con todas las edades, se les promueve las creencias, en útiles que les mejora la existencia, ancianos que atesoran bienes, como en aquellas ya milenarias civilizaciones que inhumaban a sus muertos con todas sus pertenencias, y que en el presente con toda una ausencia de consciencia se maravillan aquellos que visitan las galerias de los museos que lo tienen expuesto.

Otro modo de perjudicar a la sociedad a través de la codicia, es la muestra presente del daño que se ocasiona en el medio ambiente, por la conducta codiciosa de las grandes empresas poseedoras de bienes comunes, y que no desean compartir con la colectividad.

El remedio al obstáculo de la codicia es ser consciente de la causalidad de ello y el perjuicio personal y social que ocasiona.

¿Cuál es el obstáculo de la torpeza?, amorosamente el Sagrado fluir del Ganges respondió en su silencioso lenguaje.

Es un obstáculo, cuya causalidad es la falta de atención, una atención dispersa, en la que no se es consciente de la causa efecto, es como una manada de elefantes que entrasen en una fábrica de objetos de vidrio.

Es habitual atribuir poca importancia a este obstáculo, no obstante es muy perjudicial, si examinamos el efecto que tiene en la vida social es altamente dañino, accidentes múltiples son causa de ello, y si lo examinamos el efecto en el Ser profundo, es altamente limitador, porque cualquier intento de conscienciar se ve frustado antes situaciones que nunca llegan a tener un efecto beneficioso porque son torpemente interrumpidas.

El comprender la importancia de ser conscientes, puede ser impedida por este obstáculo, la torpeza de creer que ello es algo que no tiene importancia o de que se puede posponer para el futuro, impide dedicar el esfuerzo necesario.

En todos los momentos de la vida, en cada instante este obstáculo se puede manifestar, impidiendo con ello posibles realizaciones en el camino correcto.

Estar atentos en cada instante es la evitación de este obstáculo, no se puede utilizar un medio cortante torpemente porque se puede uno dañar. Del mismo modo acceder de modo torpe a la búsqueda del acorde armónico del sitar, puede conducir a situaciones perjudiciales, una muestra de ello, fue en la década de los sesenta, cuando buscadores de la Verdad viajaron a la India en pos de ello, pero ante la ausencia de una comprensión del obstáculo de la torpeza se vieron inmersos en situaciones que les condujeron a una mayor confusión. No solamente ha sucedido y sucede con occidentales, sino que seres humanos de esos lares también vivenciar los mismos obstáculos, El Honorable del Mundo, lo advierte a cada uno de los seres sintientes humanos.

¿Dime amado Río Sagrado, qué es el obstáculo de la agitación?, de nuevo el respondió amorosamente.

Este obstáculo de la agitación es como una familia de monos en las ramas de los arboles, saltan de una rama a otra, sin descanso, sin poder detenerse un instante para disfrutar del momento.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Autoayuda. Meditación con el sitar



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Autoayuda
Cada persona puede ayudarse a si misma, tenemos el medio, solo es necesario... [21/12/05]
3.585  
2. Meditación
Este curso enseña una de las tantas técnicas de meditación, la meditación es útil... [16/09/05]
12.298  
3. Autoayuda. La confluencia
Autoayuda. La confluencia es un mecanismo de defensa psicológico que consiste en... [11/12/09]
529  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail