12.170 cursos gratis
8.787.178 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Auto-conciencia y auto-percepción

Autor: Felix Larocca
Curso:
10/10 (1 opinión) |71 alumnos|Fecha publicación: 26/08/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 3:

 La conciencia definida. Captura del fuego fatuo

La consciencia definida la captura del fuego fatuo

La consciencia no es fuego fatuo. A pesar de ser tan elusiva, es algo de nuestro mayor interés, que se confunde y se torna menos conspicuo, mientras mayor atención le prestamos.

Lo que nos recuerda de tantas partículas subatómicas reconocidas por inferencia, la más famosa: al que resultara del Experimento del Neutrino de Cowan y Reiner.

En esas características, la consciencia, nos recuerda lo que postulara Heisenberg cuando, en la física, concibiera su Principio de la Incertidumbre, con las propiedades alternativas de partículas que no podían coincidir en espacio si se medían su velocidad y posición. (Véanse mis artículos acerca de la simetría).

Para muchos la conciencia consiste en una abstracción que es indefinible por nuestros métodos conocidos, y, que para otros es una concepción que no posee límites bien establecidos y que carece de valor heurístico.

Pero, sea como sea, este enigma es un fenómeno poderoso en su magnetismo intelectual, científico y a la vez filosófico. Fenómeno el cual hemos, arbitrariamente, negado a otros animales, por no ser miembros del exclusivo club de nuestra especie súper-dotada intelectualmente.

Sin embargo, basados en el estudio de síndromes de lesión cerebral, sabemos que la consciencia, por lo menos en sus manifestaciones, existe aunque no entendamos lo qué es ni de dónde viene y que además, disfrazada como altruismo, existe en algunas otras especies.

Pero, aun así, nada parece ser conclusivo… Porque el campo está lleno de incongruencias y contradicciones.

En lo único en que todos, quienes estudian este dilema, parecen estar de acuerdo, es en la noción de que sea lo que al final resulte siendo la consciencia: que esta función reside en el cerebro y en ningún otro órgano del cuerpo.

El problema egregio

El inconveniente que parece desafiarnos, para lograr su entendimiento, es el de discernir lo siguiente: ¿cómo se establece, cómo se logra y de dónde proviene la auto-cognición?

Las qualias, como noción, han entrado en el cuadro para ofrecernos algunas esperanzas, pero nada más que algunas esperanzas en la solución de este puzle, ya que nada definitivo nos aportan de una manera práctica.

Si la conciencia es propiedad del cerebro:Entonces, es parte ¿de todo o de fragmentos del cerebro?, ¿emerge ésta cuando el cerebro adquiere un grado específico de complejidad funcional? o, ¿simplemente emerge, porque está presente dentro del encéfalo de manera inextricable?

O, ¿sólo algunas partes del cerebro están conscientes, y otras no?

La evidencia que hoy se acepta, acerca de lo último enunciado, es que estamos inconscientes de la mayor parte de las actividades mentales de nuestro cerebro.

Entonces quedan preguntas aún más profundas que conducen a la determinación de: ¿en qué nivel de actividad las funciones de percepción, memoria y lenguaje participan en el establecimiento de este fenómeno tan importante?

La realidad, como Damasio concede, permanece ésta: y es, que no la sabemos…

Muchos neurólogos, Damasio, notable entre ellos, han encontrado en las preguntas, que los filósofos de antaño se formulaban, elementos de índole metafísica para adaptarlas a la fisiología del cerebro y aplicarlas a las nociones establecidas de las neurociencias en un esfuerzo de tratar de iluminar el camino lo que no se logra. (Véase: Looking for Spinoza… por António Damasio).

Lo último que resta, es preguntarnos: ¿Qué propósito conclusivo nos servirá el haber establecido y definido la consciencia y determinar su locus si es que alguno existe?

Como fenómeno de adaptación, quizás determinarlo, nos ayude a entender los aspectos más delicados y nobles de nuestras funciones mentales, de las que estamos tan orgullosos porque nos son tan especiales y únicas ya que nos confirman como el homo S. sapiens, digno de albergar un alma inmortal como así piensan algunos.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Auto-conciencia y auto-percepción



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Obesidad y auto-mutilación. Relación
Presentamos un curso donde hablamos sobre la relación que existe entre la obesidad... [24/08/11]
14  
2. El subconsciente y su interacción con la conciencia y el ambiente
Conocer la mente es la tarea más importante de todo profesional, es la herramienta... [04/04/07]
4.514  
3. La conciencia, un prisma de variados colores
En ' La conciencia , un prisma de variados colores' se habla del modo en que... [22/12/09]
787  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail