12.174 cursos gratis
8.745.378 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Arte y educación. Reflexiones

Autor: Ronald Roa
Curso:
|7 alumnos|Fecha publicaciýn: 18/07/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 5:

 La relación entre intuición y expresión

El arte es esencialmente intuición y que, en último término, esta intuición es “inefable” o por lo menos “intraducible”.

La intuición es aquí una especie de “forma pura” que usaría la expresión como una materia siempre inadecuada. El arte es esencialmente expresión y que lo que importa son los medios expresivos y lo que puede hacerse con ellos. Intuición y expresión son igualmente necesarias.[1]

PARTE de las concepciones de Freud, que dice que el instinto artístico es un caos, una caldera de excitación hirviente y continua, la obra de arte siempre en algún sentido ordenación, no limitándose a la concepción clásica del orden de valores como simetría, las proporciones regulares y un contorno preciso, más adelante, el mismo autor dice que el yo es parte de su proximidad con el mundo externo, y la influencia que este último ejerce sobre él han modificado su propio ser.

El arte constituye el substrato del comportamiento estético normativo sólo cuando está en conexión con la totalidad de la vida concreta, práctica e indivisible, cuando se convierte en el vehículo de la expresión y en el medio de la institución del “hombre completo”.[2]

En el apartado anterior decíamos que arte es comunicación, teniendo muchas formas de  expresión, dependiendo  de la creatividad de quién emite el mensaje (el artista), y que emite (intuición), el espectador recibe ese mensaje para decodificarlo, parte de él puede ser claro y otra puede intuir el contenido de la obra artística.

La estructura de la obra de arte

 Se considera obra  de arte como algo bien dispuesto o como el producto de un hacer, considerada como el resultado de un proceso de elaboración, con implícita simbolización mediante materiales tangibles, para ser concebidos  como el término de una actividad expresiva.

Toda obra de arte está constituida por tres elementos principales, como objeto del juicio estético:

·         La Técnica τέχνη (tecne), Capacidad de hacer algo bien.

·         El mensaje (Missus = enviado) o contenido de la obra, que puede ser simple o compleja; concreta o abstracta.

·         El Estilo (Stilos = Punzón o instrumento usado por los romanos para escribir sobre una tabla con cera) es la característica o personalidad que implanta el artista en su obra, es la síntesis de las dos anteriores (mensaje y estilo).

Nahm[3] ha señalado las siguientes seis características de la obra de arte, previas a toda ulterior interpretación:

1ª La obra de arte es, morfológicamente, una “forma significativa concreta”: concreta en tanto que material; significativa en tanto que implicando signos; forma en tanto que expresada.

2ª La obra de arte es un “acontecimiento” realizado o actualizado por los poderes creadores del contemplador estético, una estructura que relaciona el artista y el contemplador de su obra.

3ª Las diferencias para los juicios de hecho (correspondientes a la obra de arte o Artefacto en contraste con la obra de arte como “obra bella”) son proporcionadas por las tres funciones de la estructura del arte: el hacer, el expresar y el simbolizar.

4ª Hay una “dirección” que va del mero Artefacto a la obra de arte propiamente dicha, paralela a la dirección que va de los juicios de hecho a los juicios de valor.

5ª La característica anterior permite introducir las correcciones necesarias para evitar el nominalismo propio de los que sostienen el carácter “no significativo” de toda obra de arte como tal.

6ª Es preciso determinar siempre los “niveles” mediante los cuales la expresión genérica, el símbolo genérico y la acción genérica se dirigen hacia la individualización en lo que toca a los juicios de hechos.[4]

La estructura de la obra de arte tiene características singulares, que varían en el proceso histórico, de acuerdo a las necesidades, usos y pensamientos de cada época. Los conceptos emitidos en este acápite, son de conceptualización clásica, hoy en día hay tendencias relativistas de poner en tela de juicio las estructuras convencionales.

[1] Véase FREUD, Sigmund. Psicoanálisis del arte.

2] FREUD, Sigmund. Psicoanálisis del arte, p.14

[3] Citado por Ferrater MORA; FERRATER, José. Diccionario de filosofía.

[4] Milton C. Nahm, “Structure and the Judgment of Art”, Journal of Philosophy, XLV (1948), reimp. En The Artist as Creador. An Esay of Human Freedom, 1946, págs. 241-69.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Arte y educación. Reflexiones



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. La educación fundamental. Reflexiones y consejos
Te presentamos un curso que te ayudará a reflexiona r y a entender la importancia... [05/12/11]
39  
2. Arte Islámico
En este curso vamos a realizar un breve recorrido por las características más... [03/08/05]
3.315  
3. Arte Precolombino
Este curso está basado en una serie de aspectos relacionados con el arte. Se pueden... [20/12/05]
3.101  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail