12.170 cursos gratis
8.782.559 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Argumentación jurídica

Autor: arturo cancela
Curso:
|487 alumnos|Fecha publicación: 20/05/2011
Envía un mensaje al autor

Capítulo 4:

 Análisis de los argumentos (1/2)

La analogía: Este argumento justifica trasladar la solución legalmente prevista para un caso, a otro caso distinto, no regulado por el ordenamiento jurídico, pero que es semejante al primero.

Nos encontramos con cuatro elementos: a) una norma N que regula un supuesto S1 al que aplica la consecuencia jurídica C; b) otro supuesto S2 no regulado por ninguna norma; c) los supuestos S1 y S2 son semejantes; y, d) entre los supuestos S1 y S2 se aprecia identidad de razón.

 En opinión de Ezquiaga, la argumentación analógica descansa en el postulado del legislador racional en dos sentidos: por un lado, se asume que si el legislador (racional) ha regulado expresamente un supuesto de hecho, quiere reservar el mismo tratamiento para todos los supuestos esencialmente semejantes al primero;

Y por el otro, como el legislador es racional, el fruto de su actividad es un sistema -el sistema jurídico-, y como tal requiere que las situaciones similares obtengan igual trato.

La ficción en la que se incurre con esta justificación, basada en el silencio del legislador, es que al regular un supuesto ha regulado tácitamente todos los demás casos similares.

ARGUMENTO A FORTIORI.-

Es un procedimiento discursivo por el que «dada una norma jurídica que predica una obligación normativa, se debe concluir que valga, frente a otra norma que predique la misma calificación normativa dando mayor razón al primer sujeto.

El argumento a fortiori exige, como condición previa para su utilización, el silencio del legislador sobre la hipótesis dudosa. Cuando se aplica el argumento hay que contar con dos supuestos: el expresamente previsto por el legislador en un precepto y aquél al que se le debe dar una regulación jurídica por medio, precisamente, del argumento a fortiori.

Variantes: A maiori ad minus , A minori ad maius.

Argumento a partir de los principios.- Wróblewski enumera tres tipos principales de principios-regla en el derecho:

1.- Los principios positivos de derecho: que serían normas explícitamente promulgadas en una disposición o enunciado, o normas construidas con elementos pertenecientes a varias disposiciones, pero que son consideradas más importantes que las demás.

2.- Los principios implícitos de derecho: que serían las premisas o consecuencias de normas, a través de una inducción en el primer caso y de una deducción en el segundo.

3.- -Los principios extra sistemáticos de derecho: que serían principios externos al sistema jurídico, que provienen básicamente o del derecho comparado o de reglas sociales aceptadas por la práctica judicial (moral, costumbres...).

 

ARGUMENTO SISTEMÁTICO.- dota a un enunciado de comprensión dudosa de un significado sugerido, o no impedido, por el sistema jurídico del que forma parte.

Caracterizar el ordenamiento jurídico como un sistema que no pueden coexistir en su seno normas incompatibles, es decir, no cabe la posibilidad de antinomias.

 

los criterios jerárquico, cronológico y de la especialidad directamente inspirados por el postulado del legislador racional.- En efecto, si la norma superior prevalece sobre la inferior es porque el autor de la norma superior se le considera más racional que al autor de la norma inferior; Si la norma posterior prima sobre la anterior es porque el legislador racional, que conoce todas las normas del ordenamiento, ha querido regular de nuevo la materia e, implícitamente, ha derogado la anterior; Y si la ley especial deroga a la general es porque el legislador, al regular un aspecto particular, y sin olvidar la regla general que contempla una previsión distinta, ha querido dar un trato diferente a esta hipótesis especial.

 

Argumento a Cohaerentia.- De dos enunciados legales no pueden expresar dos normas incompatibles entre ellas. Da la atribución de aquel significado que haga al enunciado lo más coherente posible con el resto del ordenamiento.

Argumento Sedes Materiae.- Es aquél por el cual la atribución de significado a un enunciado dudoso, se realiza a partir del lugar que ocupa en el contexto normativo del que forma parte, ya que se piensa que la localización topográfica de una disposición proporciona información sobre su contenido.

Argumento a rúbrica.- Consiste en atribuir a un enunciado un significado sugerido por el título o rúbrica que encabeza el grupo de artículos en el que aquél se encuentra.

Argumento sistemático en sentido estricto.- Es aquél que para la atribución de significado a una disposición tiene en cuenta el contenido de otras normas, su contexto.

Argumento psicológico.- Sería aquél por el que se atribuye a una regla el significado que se corresponda con la voluntad del emisor o autor de la misma, es decir, del concreto legislador que históricamente la redactó.

Argumento de la no redundancia.- Justifica que, entre dos (o más) significados posibles de un enunciado, sea rechazado aquél (o aquellos) que supongan una mera repetición de lo establecido por otra disposición del ordenamiento.

Argumento pragmático.- Es un argumento consecuencia lista que consiste en justificar un significado a partir de las derivaciones favorables que de él se derivan, o la inconveniencia de otro significado posible de un enunciado por las efectos desfavorables que de él se derivan.

Argumento TELEOLÓGICO.- Consiste en justificar la atribución de un significado apelando a la finalidad del precepto, por entender que la norma es un medio para un fin. El problema del argumento es, por supuesto, determinar cuáles son esos fines, ya que parece que este modo de razonar se mueve en un círculo vicioso en la medida en que el fin sería, en todo caso, el resultado y no el presupuesto de la interpretación.

Argumento histórico.- Sirve para justificar atribuir a un enunciado un significado que sea acorde con la forma en que los distintos legisladores a lo largo de la historia han regulado la institución jurídica que el enunciado actual regula.

El argumento por reducción al absurdo.- Sería aquél que justifica rechazar un significado de un enunciado por las consecuencias absurdas a las que conduce.

1. Rasgos de los argumentos deductivos.- Estructura lógica que garantiza que si las premisas son verdaderas la conclusión siempre será verdadera.

Los argumentos inductivos no tienen una estructura lógica que garantice que si las premisas son verdaderas la conclusión será siempre verdadera. Los argumentos inductivos se mueven en el ámbito de la probabilidad y su fuerza depende del respaldo que las premisas le den a la conclusión.

 “La probabilidad es un tema central, tanto en el razonamiento inductivo legal como en todo razonamiento inductivo. Una vez que se ha supuesto la verdad de ciertas premisas actuales, las conclusiones se pueden trazar a partir de esas premisas con certeza deductiva. Pero los hechos sobre los cuales construye ese razonamiento deben primero establecerse ductivamente y, por ende, solamente con probabilidad. El grado de probabilidad con el cual se pueden establecer los hechos frecuentemente se convierte, lo mismo en la investigación jurídica que científica, en una medida del éxito”.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Argumentación jurídica



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. La interpretación jurídica
Interpretar consiste en dotar de significado, mediante un lenguaje significativo,... [18/05/07]
3.667  
2. Marco general de la imposición jurídica
Este curso contiene toda la información necesaria para poder conocer los conceptos... [14/03/08]
5.303  
3. La valoración jurídica de la prueba
La valoración de la prueba se puede definir como aquella operación mental que... [10/07/08]
5.180  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail