12.170 cursos gratis
8.781.758 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 5:

 Esculturas: significado (primera parte)

Las preguntas que Stirling planteó acerca del origen y transporte de piedras monolíticas fueron objeto de estudios científicos realizados por Philip Drucker y Robert Heizer en 1955. Mediante el estudio microscópico de pequeños y delgados cortes de roca sacados de los monumentos, fue posible determinar que la piedra provenía de las montañas de los Tuxtlas, a más de 100  kilómetros al oeste de La Venta.
 
En general se acepta que grandes bloques de basalto volcánico, de varias toneladas de peso, fueron arrastrados por tierra a lo largo de más de 40 kilómetros, luego colocados en balsas y llevados por los arroyos del río Coatzacoalcos hasta su boca; después, por la costa hasta el río Tonalá, y por último por el río Blasillo hasta La Venta durante la temporada de lluvias.

Una vez que el bloque de piedra toscamente cortado llegaba a su sitio, era tallado de acuerdo con la forma deseada, como la figura monumental de un individuo sentado, como "altar", o como cabeza colosal. Dados los problemas logísticos y de ingeniería que el corte y la transportación de semejantes monolitos implicaron -una cabeza ya terminada pesaba 18 toneladas en promedio- muchos estudiosos han concluido que tal tarea sólo podría tener éxito porque poderosos gobernantes dominaban a una población considerable. Siguiendo estos razonamientos políticos, muchos científicos aceptaron la interpretación de Stirling de que las cabezas colosales eran retratos de gobernantes, sugiriendo incluso que los diseños de sus cascos los identificaban por su nombre.

Para explicar las hendiduras con forma de taza, las estrías y los hoyos rectangulares tallados en muchas de las cabezas, se ha especulado que después de la muerte de un gobernante su imagen era probablemente objeto de vandalismo, o que era "matada ceremonialmente" por su sucesor.
 
Hay muchas interrogantes en torno de estas interpretaciones, incluyendo la de Stirling. Para una sociedad que carecía de escritura, suponer que el nombre de un gobernante era registrado por medio del diseño en el casco es ignorar que muchos de éstos son totalmente sencillos o muestran figuras geométricas no identificables. En cuanto a señales de mutilación o destrucción deliberada, sólo en dos de las dieciséis cabezas se detectan intentos frustrados de retalle para convertirlos en monumentos llamados "altares".

Los hoyos, las hendiduras con forma de taza y las estrías que se ven en las cabezas también están presentes en los "altares", y estas dos últimas -tazas y estrías- aparecen en las piedras del santuario olmeca de El Manatí, al sureste de San Lorenzo, Veracruz. Según estudios recientes sobre el arte y la representación olmecas, las cabezas colosales no eran retratos de gobernantes, sino de individuos adolescentes y adultos, llamados baby-face por los científicos, que habían sido afectados por la malformación congénita que hoy se conoce como Síndrome de Down y otros relacionados. Probablemente considerados sagrados por los olmecas, estos individuos babyface eran venerados en las grandes ceremonias religiosas.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a América III. La cultura Olmeca (primera parte)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. América III. La cultura Olmeca (segunda parte)
Las culturas madre de América. Ahora continuaremos estudiando la cultura Olmeca y... [10/12/08]
1.418  
2. América IV. Culturas del Norte (primera parte)
Las culturas madre de América. Ahora estudiaremos la culturas del norte como La... [10/12/08]
1.896  
3. Cuba, las claves de una revolución (primera parte)
Conozca, a través del presente curso, los pasos fundamentales de la Revolución... [26/06/08]
495  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail