12.185 cursos gratis
8.723.930 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 2:

 Los viajes de Humboldt por el mundo

       El 3 de enero de 1799 Humboldt pasó, junto con su compañero Aimé Bonpland, de Francia a España por el puerto de La Junquera. Se estableció en Barcelona donde llevó a cabo numerosas observaciones científicas, entre la que destaca la medición de la latitud de la catedral de Barcelona. Además emprendió con Bonpland excursiones de varios días a Montserrat, a Tarragona, para visitar ruinas romanas, así como a Sagunto, para realizar mediciones en sus ruinas.

       De Valencia se trasladan a Madrid, siendo Humboldt, uno de los primeros en establecer la latitud y la longitud de dicha ciudad y de otras poblaciones de importancia como Aranjuez, además de elaborar los perfiles topográficos de la sierra de Guadarrama y de la Península Ibérica (perfil Valencia-La Coruña y perfil Pirineos-Motril), en los que se descubría la presencia de la meseta, que definió Meseta Central, como el elemento del relieve más antiguo de la Península Ibérica.

       Pocos meses después, en mayo de 1799, consiguió su anhelo al obtener permiso de las autoridades españolas para trasladarse a sus dominios americanos. El 5 de junio de 1799 salen de La Coruña a bordo de la corbeta de guerra Pizarro y 14 días después hacen escala en las islas Canarias. Realizan un breve recorrido por Tenerife entre el 19 y el 25 de junio de 1799. Ascendieron al cráter del pico del Teide realizando experimentos para el análisis del aire, describiendo también, la distribución altitudinal de la vegetación, que se dispone en bandas concéntricas alrededor de la cumbre. Asimismo, la estancia canaria se caracterizará por sus aportaciones botánicas, como el estudio que realizó de la violeta del Teide.

       También cabe destacar las preciosas descripciones que hace de las islas Canarias, donde además de sus valoraciones sobre temas de gran transcendencia científica como el vulcanismo o la geografía vegetal, nos dejó unas bellas páginas sobre la población aborigen y la sociedad canaria de finales del siglo XVIII.

        De las islas Canarias, retoman el rumbo hacia las Indias Españolas con dirección a La Habana y México, pero una epidemia desatada en la embarcación los hace desviarse hacia Tierra Firme y desembarcar en Cumaná (Venezuela), el 16 de julio de 1799.

       Visitaron primero las regiones litorales, después emprendieron (febrero de 1800) una gran expedición hacia el interior; tras atravesar los “llanos” alcanzaron el río Apure, descendieron este río hasta su confluencia con el Orinoco y remontaron la parte norte-sur del gran río. A través de sus afluentes y de un transporte por tierra llegaron al río Negro, un afluente del Amazonas. Penetrando por un canal que se incorpora a este río Negro, el Casiquiare, demostrando la existencia, negada hasta entonces por los geógrafos, de una sorprendente “transfluencia”. Después de una difícil travesía por el Orinoco, los dos exploradores alcanzaron Angostura en junio de 1800.

       A final de ese año, Humboldt y su compañero Bonpland, visitaron Jamaica y Cuba. En 1801 estuvieron en Colombia, remontaron el río Magdalena y, en enero de 1802, llegaron a Quito donde permanecieron seis meses, realizando numerosas exploraciones de recolección de fauna, flora y muestras geológicas en varias formaciones volcánicas, destacando, especialmente, la ascensión al Chimborazo (6.310 m.), que le dio fama mundial, pues nadie había escalado tal altitud y se creía que este era el monte más alto del mundo. Uno de los hallazgos derivados de esta expedición es el estudio sobre el vulcanismo y su relación con la evolución de la corteza terrestre.

       Tras una incursión por la cuenca del alto Amazonas, en Perú, dieron por terminado el gran viaje, especialmente para hacer investigaciones en el Callao sobre la gran corriente marina predominante en esa zona. Alexander von Humboldt pudo percatarse de la diferencia de temperaturas del Océano Pacífico en determinadas épocas del año, al medir la temperatura de la zona oriental del océano Pacífico frente a las costas de Callao (Perú). Se forma frente a las costas de Chile, Perú y Ecuador debido a que los vientos reinantes que soplan paralelos a la costa arrastran el agua caliente de la superficie. Por este motivo, la temperatura de estas aguas es entre 5 y 10ºC más fría de la que debería ser . Desde ese momento, comenzó a llamarse a esta corriente oceánica como Corriente de Humboldt.

       El regreso a Europa lo hicieron por México y Estados Unidos. En Acapulco, a donde llegaron en marzo de 1803, en medio de un gran recibimiento, exploraron, durante un año, la geografía y la vida económica mexicana, incluyendo las minas de plata de Taxco y Guanajuato, y el ascenso al volcán Jorullo cuando erupcionaba en septiembre de 1803, y partieron hacia La Habana, donde elaboró Humboldt un importante estudio político y estadístico. Luego pusieron rumbo, en exploración hasta Filadelfia, la ciudad más poblada de Estados Unidos, con unos 75.000 habitantes. En Filadelfia les acogieron los miembros de la American Philosophical Society que fundara Franklin. En una diligencia fueron a Washington, la reciente capital norteamericana, donde fueron recibidos por el presidente Jefferson. Allí, el gobierno norteamericano, en conflicto con España por los límites de Luisiana, se hizo, hábilmente, con información geográfica que utilizaría, después, para separar parte de México.

       El 30 de junio de 1804, en la desembocadura del río Delaware, con más de cuarenta cajas de muestras, partieron los dos exploradores, Bonpland y Humboldt, hacia Europa, desembarcando en la ciudad de Burdeos el 3 de agosto, en medio de la aclamación general de los franceses que ya consideraban a Humboldt un héroe comparable a Napoleón.

       Después de haber estado durante cinco años por el continente americano en los cuales recorrió más de 10.000 kilómetros y estuvo muy cerca de la muerte, al menos en tres ocasiones, lograba lo que ninguna exploración había conseguido reunir jamás en la historia de la ciencia natural: más de 60.000 plantas y colecciones de miles de muestras geológicas, zoológicas, arqueológicas y etnográficas, además de numerosos cuadernos con descripciones, apuntes biológicos y sociológicos, dibujos, croquis, estadísticas y centenares de registros astronómicos, barométricos, magnéticos, así como la corrección de la altitud y longitud de numerosos puntos geográficos.

       En términos generales, la expedición se ocupó del estudio de los recursos naturales (flora, fauna, minerales, suelo, fenómenos,etc), así como también de la observación de las costumbres indígenas y del resto de la sociedad. Bonpland fue el encargado de recolectar las plantas, la mayoría de ellas desconocidas por la ciencia de la época, y colaborar con Humboldt en la redacción posterior de varios trabajos. Es importante señalar que Humboldt jamás aceptó dineros de gobierno alguno para evitar que sus investigaciones se supeditaran a fines secundarios como el comercio y explotación de plantas y minerales.

       En 1829, Humboldt inició, por encargo del zar Nicolás I, junto con Rose, Ehrenberg y Menchenine, otro viaje que duraría nueve meses, explorando las montañas Urales y Altai, el mar Caspio y las tierras heladas de Siberia hasta la frontera con China. Este viaje le sirvió a Humboldt para cotejar los aspectos geográficos en dos continentes, y que es, en todos los aspectos el reverso del viaje a América; por eso dice a su hermano Wilhelm y en sentido peyorativo para él mismo:”Viajar por Rusia es menos agradable que hacerlo por esos países que fueron colonias españolas”. Una de sus recomendaciones fue que se establecieran estaciones meteorológicas por toda Rusia, las cuales fueron establecidas en 1835. Los datos obtenidos en estas estaciones permitieron que Humboldt desarrollara el “principio de continentalidad”, que las regiones interiores de los continentes tienen climas más extremos debido a la ausencia moderadora del océano. Los resultados de esta expedición fueron consignados en los dos volúmenes de Fragmentos de geología y de Climatología asiática (1832) y en los tres volúmenes que escribió él mismo: Asia central; Investigaciones sobre las cordilleras montañosas y Climatología comparada (1843).

     Del viaje que Alexander von Humboldt realizó por Iberoamérica a principios del S. XIX nos quedan una serie de estudios arqueológicos realizados por él sobre el pueblo Jívaro del Amazonas y sobre los Incas del Perú pre-colombino. A continuación realizaré un breve análisis sobre sus investigaciones en este campo.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Alexander von Humboldt. Biografía (1/2)


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Alexander von Humboldt. Biografía (2/2)
En este curso te facilitaremos un análisis sobre la vida y obra de Alexander... [30/06/11]
69  
2. Biografía de Gerald Broeeau Gardner
Conoce la vida del fundador de una de las religiones neopaganas más famosas en la... [31/12/10]
106  
3. Friedrich Nietzche. Biografía
Te presentamos un curso donde aprenderás sobre la biografía de Friedrich... [12/07/11]
75  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


Ponte al día de Historia con nuestros cursos gratis