12.176 cursos gratis
8.742.098 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Alejandro Magno. Historia y vida

Autor: Benedicto Cuervo Álvarez
Curso:
10/10 (1 opiniýn) |225 alumnos|Fecha publicaciýn: 04/03/2011
Envýa un mensaje al autor

Capýtulo 5:

 Muerte de Alejandro Magno

Click para ampliar/reducir

Una de las hipótesis de su muerte, se debería a una antigua herida de guerra, pero, de ser cierto, es imposible que los cronistas hubieran ignorado esta circunstancia como causa de su muerte.

Otra hipótesis de la muerte de Alejandro se atribuye a una enfermedad como la malaria, tan común en la antigua Mesopotamia y que, a diferencia de la tuberculosis, no deja marcas en los huesos de la víctima. Según el doctor John Marr, una eminencia en enfermedades infecciosas, es improbable que la malaria sea el desencadenante de la muerte de Alejandro. En los documentos de la época, la fiebre de Alejandro se describe como alta y sostenida, pero sin los picos característicos de esta enfermedad, y no se menciona ni ennegrecimiento de la orina ni otros fallecimientos simultáneos, así que esta posibilidad queda, según Marr, descartada y sugiere como causa de la muerte de Alejandro a las fiebres tifoideas al igual que un grupo de científicos entre ellos el profesor Borza, y especialistas en enfermedades infecciosas como el doctor Oldach. El trabajo se ha publicado en la prestigiosa revista New England Journal of Medicine. Los relatos históricos indican que su cuerpo no se había deteriorado tras varios días después de su muerte y que durante la semana previa a ella sufrió escalofríos, sudores, agotamiento y fiebre alta, todo lo cual señala hacia una enfermedad infecciosa. También ha descubierto que sufrió grandes dolores abdominales que le hacían gritar en su agonía. Todos estos síntomas y otros más les ha llevado a la conclusión de que Alejandro murió víctima de unas fiebres tifoideas. Al no ser tratada adecuadamente ello condujo a una perforación intestinal, razón para sus intensos dolores abdominales. Otra complicación posible de las fiebres tifoideas es la denominada parálisis ascendente, una condición neurológica que comienza en los pies y va ascendiendo, paralizando los músculos y reduciendo la respiración. Ello puede provocar que una persona parezca muerta aunque aún no lo esté. Alejandro pudo permanecer en ese estado durante unos pocos días antes de que tuviese lugar su muerte real, lo que confundió a sus cortesanos que le creían muerto.

Alejandro Magno muere el 13 de junio de 323 a.C. La carroza fúnebre y su entierro van a ser fastuosos según los describe el historiador Diodoro. El féretro era de oro y el cuerpo que contenía estaba cubierto de especias preciosas. Los cubría un paño mortuorio púrpura bordado en oro. Columnas jónicas de oro, sustentaban un techo abovedado de escamas de oro incrustadas de joyas y coronado por una reluciente corona de olivo en oro.

Esta fastuosa carroza fúnebre recorrió lentamente más de mil seiscientos kilómetros en poco más de tres meses hasta llegar a la ciudad egipcia de Menfis donde fue enterrado provisionalmente mientras en Alejandría construían el sepulcro para albergar el cuerpo de Alejandro. Durante más de doscientos años en dicha ciudad de Alejandría se veneraba el cuerpo de Alejandro en su santuario hasta que Tolomeo IX, necesitado de dinero para pagar a los mercenarios, cogió el sarcófago de oro y lo fundió para acuñar moneda en el año 89 a.C.

Alejandro no destruyó la antigua administración, si bien la modificó. Conservó en Persia las satrapías conformes a la índole del país; pero no anuló los acostumbrados tributos en especie; separó la autoridad civil, la administración de la hacienda y el mando militar; mantuvo en la India los radjas nacionales; pero los sometió a la vigilancia macedónica; y allí donde las poblaciones le parecieron sospechosas, estableció colonias que fueron otros tantos gérmenes de futuras ciudades. Entretanto abrió caminos; subyugando a los Uxos, a los Coschanos y a otros bárbaros, aseguró a los Sogdianos y Bactrianos el cultivo pacífico de los campos, y canalizó el río Éufrates de manera que volviese a fertilizar las campiñas de Asiria.

Un sistema uniforme de educación, la lectura de Homero y de los trágicos, el teatro, la milicia y el comercio debían facilitar la fusión, en la cual fundaba Alejandro los proyectos mas grandiosos que imaginó jamás hombre alguno.

Es preciso admirar lo vasto de sus planes. Babilonia y Alejandría, elegidas tan acertadamente por su ventajosa posición, debían ser el centro del comercio, en el cual quería hacer la mayor de las revoluciones, sustituyendo a las caravanas por la marina. Ya había mandado explorar mejor el Golfo Pérsico y el Arábigo, limpiar de los bancos de arena el Éufrates y el Tigris y regularizar el riego; después pensaba ocupar todas las costas del Mediterráneo, hacer accesible la India, obligar a los árabes a entregarle los puertos y el país de los aromas, fundar muchas ciudades en Asia y Europa, además de las que en realidad había mandado construir, situadas lo mejor posible para el comercio y la defensa, y poblar las primeras de europeos y las otras de asiáticos.

La muerte de Alejandro Magno acabó con tan grandes proyectos. Una fiebre de pocos días le condujo al sepulcro el 13 de junio de 323 a.C., en la ciudad de Babilonia.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratarý tus datos para realizar acciones promocionales (výa email y/o telýfono).
En la polýtica de privacidad conocerýs tu derechos y gestionarýs la baja.

Cursos similares a Alejandro Magno. Historia y vida



  • Výdeo
  • Alumnos
  • Valoraciýn
  • Cursos
1. Historia de la Filosofía
Analizamos en este curso gratis de Filosofía algunas de las ideas más importantes... [11/07/02]
27.582  
2. Historia de la física
La aparición de la electricidad fue uno de los inventos más importantes de la... [12/03/03]
17.835  
3. Historia de la ONU
La ONU, en su labor de mantener la paz mundial y evitar las diferencias entre... [22/10/03]
42.274  

ýQuý es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail