12.176 cursos gratis
8.740.883 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Alabanza y adoración a Dios

Autor: Agustín Fabra
Curso:
10/10 (3 opiniones) |751 alumnos|Fecha publicación: 30/11/2010
Envía un mensaje al autor

Capítulo 3:

  Alabanza a Dios, cuándo y cómo

¿Cuándo y cómo debemos alabar a Dios?

La alabanza a Dios no debe ser algo que hagamos solamente los domingos o festivos, debe ser nuestro estilo de vida porque un corazón agradecido a Dios rebosa de alabanza y bendición.

Nuestra actitud de alabanza redundará en edificación y animará a los demás, con lo cual estaremos cumpliendo uno de los propósitos por los cuales Dios nos dio la vida. Por ello la alabanza debe ser:

 - En todo tiempo: “Me levanto a medianoche a darte gracias, por la justicia de tus normas”  (Salmo 119:62).

-  Con nuestras palabras: “Del poder de tus portentos se hablará, y yo tus grandezas contaré”  (Salmo 145:6).

-  Con un corazón recto: “Te daré gracias con toda sinceridad cuando aprenda tus justas normas”  (Salmo 119:7).

-   Con cantos: “Cantaré a Yahvé mientras viva, tañeré para mi Dios mientras exista”  (Salmo 104:33).

-   Con inteligencia: “¡Pueblos todos, tocad palmas, aclamad a Dios con gritos de alegría! Porque Yahvé, el Altísimo, es terrible, el Gran Rey de toda la tierra”  (Salmo 47:2-3).

-  Con instrumentos: “¡Dad gracias a Yahvé con la cítara, tocad con el arpa de diez cuerdas; cantadle un cántico nuevo, acompañad la música con aclamaciones!”  (Salmo 33:2-3).

Con danzas: “Alabadlo con tambores y danzas, alabadlo con cuerdas y flautas”  (Salmo 150:4).

Con alegría, gozo y júbilo: “Venid, cantemos gozosos a Yahvé, aclamemos a la Roca que nos salva; entremos en su presencia dándole gracias, aclamándolo con salmos”  (Salmo 95:1-2).

Alzando las manos: “Así quiero bendecirte en mi vida, levantar mis manos en tu nombre”  (Salmo 63:5).

Batiendo las manos: “¡Pueblos todos, tocad palmas, aclamad a Dios con gritos de alegría!”  (Salmo 45:2).

Pero el propio Pablo de Tarso nos dice que sin embargo, todo ello debe hacerse correctamente: “Pero hágase todo con decoro y orden”  (1 Corintios 14:40).

Pero todo ello debemos hacerlo con el único fin de alabar al Señor y darle gloria, y no para exhibición personal nuestra ni de nuestra supuesta espiritualidad.

 La alabanza no sólo tiene que ver con el hecho de cantar, tocar instrumentos o realizar cualquier acción en sí misma, sino con la actitud, fervor y honestidad con que se haga y con santidad en el corazón, evitando esta advertencia bíblica: “Dice el Señor: este pueblo se me acerca de palabra, y me honra sólo con sus labios”  (Isaías 29:13).

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Alabanza y adoración a Dios



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Manual del grupo de adoración
El grupo de Adoración , es uno de los principales equipos de liderazgo dentro de... [13/04/11]
212  
2. Amigos de Dios
Este manual es el pensamiento del Beato Josemaría plasmado en una recopilación de... [06/04/05]
2.638  
3. Atributos de Dios
Te presentamos un nuevo curso en el cual te estaremos hablando sobre quien es Dios... [21/07/11]
45  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail