12.212 cursos gratis
8.325.502 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Agua de consumo

Autor: Asunción Urbón
Curso:
10/10 (1 opinión) |3319 alumnos|Fecha publicación: 09/08/2005
Envía un mensaje al autor

Capítulo 6:

 6. Medidas preventivas para el control de las enfermedades de transmisión acuífera.

Las medidas preventivas para evitar las enfermedades de transmisión acuífera las podemos resumir en cuatro:

UNA: Eliminar los contaminantes del agua.

DOS: Prácticas correctas de higiene en la manipulación del agua.

TRES: Establecer un sistema de vigilancia de los puntos de peligro de control crítico (APPCC).

CUATRO: Reducir o eliminar la contaminación que ocasionamos (plaguicidas, industriales, domesticas)

El proceso de eliminación de los contaminantes en la Estación de Tratamiento del Agua Potable (ETAP) puede ser muy complejo según el tipo de contaminación del agua que captamos:

Si el agua llega turbia al punto de captación hay proceder a filtrar, sedimentar, coagulación....

Si tiene contaminantes minerales los eliminamos, mediante diversos métodos: sedimentación, filtración, etc.

Los parásitos o sus quistes los eliminamos con la filtración.

Los contaminantes biológicos o bióticos (microorganismos) los eliminamos a través de la desinfección que generalmente se lleva a cabo añadiendo cloro al agua. El cloro en el agua, en concentraciones adecuadas, no es tóxico.

Las aguas de consumo público, necesitan contener el cloro suficiente que garantice una desinfección completa.

Desinfectar el agua es eliminar los microorganismos patógenos presentes. La finalidad de la desinfección es evitar la transmisión de enfermedades infecciosas.

En la desinfección nos debe quedar una cantidad extra de cloro residual, para proteger el agua en el recorrido que aún le queda hasta llegar al grifo del consumidor.

El desbaste (rejas), se debe realizar cuando nos llega el agua con materiales grandes.

El agua que nos llega al punto de captación debe poder ser potabilizada con los tratamientos que tenemos previstos. Este debe estar señalizado y protegido para evitar contaminaciones.

El agua de captación si esta exenta de contaminación el tratamiento es más sencillo, evitando los riesgos de un uso inadecuado de productos químicos para la potabilización del agua.

Las sustancias empleadas para tratar el agua deben cumplir la norma UNE-EN, y se debe solicitar a la empresa suministradora la certificación sanitaria para cada producto.

Los depósitos o cisternas deben tener un sistema de vaciado para facilitar su limpieza periódica, también con productos autorizados.

Periódicamente, es necesario realizar una limpieza y desinfección de los filtros.

A causa del carácter corrosivo que tiene el cloro, es necesario hacer un mantenimiento y una limpieza periódica y frecuente del aparato dosificador.

Si utilizamos como floculante el sulfato de aluminio, se debe llevar el control analítico del aluminio.

Los materiales de construcción, revestimiento, soldaduras y accesorios no deben transmitir al agua sustancias que la contaminen.

Es recomendable tener recambios de todos los aparatos que, si se averían, puedan producir situaciones de falta de agua o que impliquen un riesgo sanitario.

En la red de distribución es importante:

Disminuir al máximo el suministro intermitente de agua para evitar la aparición de presiones negativas y el aumento del riesgo de contaminación externa en la red de distribución.

Ante roturas y reparaciones en la red de distribución, se debe realizar puntualmente un tratamiento de desinfección de choque en el lugar de la avería, para eliminar el riesgo de contaminación externa.

Periódicamente, se deben limpiar las conducciones sin salida de la red de distribución. Siempre que sea posible, se eliminarán estas conducciones.

Prevención de riesgos por manejo de cloro líquido:

Para la manipulación del cloro líquido es preciso protegerse los ojos y utilizar guantes y botas de plástico. En el caso de que se trate de gas cloro, es imprescindible la utilización de mascarilla, para evitar posibles intoxicaciones. Como medida preventiva es recomendable tener un recipiente con amoníaco en los locales en los que se manipule gas cloro, para detectar posibles fugas.

Los lugares de almacenamiento de hipoclorito o gas cloro, han de estar adecuadamente ventilados. Los recipientes que los contienen deben estar separados de sustancias inflamables, reductoras y ácidos.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:

Al presionar "Recibir" estás dándote de alta y aceptas las condiciones legales de mailxmail

Cursos similares a Agua de consumo


  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Agua y energía. Sinergia Hidroenergética (1/5)
Aprende a cerca de la energía y del agua de nuestro planeta, considerando un nuevo... [27/01/09]
2.476  
2. Agua y energía. Sinergia Hidroenergética (2/5)
La desanilización por ósmosis inversa es el proceso que se realiza para obtener... [29/01/09]
1.602  
3. Agua y energía. Sinergia Hidroenergética (3/5)
Aprende con este curso a cerca del uso y aplicaciones de la energía atómica, las... [30/01/09]
6.164  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail


¿Quieres recibir más cursos de Medio ambiente? ¡Son gratis!