12.182 cursos gratis
8.735.924 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Adolescentes y jóvenes. Educación sexual

Autor: Jorge Díaz Echandía
Curso:
9,33/10 (6 opiniones) |3025 alumnos|Fecha publicación: 18/08/2009
Envía un mensaje al autor

Capítulo 10:

 Pareja. Adolescentes y jóvenes. Afecto. Convivencia. Valores

Ni excesos ni carencias, son requisitos para manifestarse afectivamente en una relación de novios. Expresiones afectivas producto de la cohesión, el engaño, el interés, u otro tipo de manipulación, consiguen quizá un propósito inmediato, pero nunca serán soporte para una relación duradera. La forma de mantener una relación en continuo crecimiento, es permitiendo al otro ser tal como es, dentro de unos cánones que no riñan con las normas sociales, morales o religiosas, según las asuman los individuos de cada lugar. Respetando la individualidad de cada uno y su derecho a reservar su intimidad.

Una pareja se hace sólida a través de un trabajo permanente sobre todos los aspectos que tienen que ver con su convivencia, no podemos señalar el aspecto sexual como el único responsable de la permanencia de una pareja, quizá puede ser más responsable el egoísmo y el orgullo que cada uno lleva como aporte a la relación, porque son argumentos a la hora de tener que aceptar las diferencias que los caracterizan.

A modo de prototipo, el hombre que considera tonta a su pareja, desdice de él, porque su elección no fue tan inteligente. Igual ocurre con el hombre que se jacta de ser un excelente amante y denigra de su pareja, resulta que no es tan bueno, ya que no ha sido capaz de conducirle a ella a ese disfrute.

Las buenas relaciones de pareja se construyen cuando cada uno aporta el 100 por 100 de su capacidad a ese proyecto y no cuando uno o ambos dejan en manos del otro la responsabilidad del funcionamiento de la relación.

La fe es un valor que debemos tener porque sin ella difícilmente creeremos en algo o en alguien. La fe es un valor absoluto y poderoso y generalmente lo asociamos a la orientación religiosa. Pero en las relaciones de pareja también estamos llamados a tener fe en el otro, que lo denominamos "confiar" pero de igual manera nos exige aceptar a esa persona y lo que ella es, con fortalezas y debilidades. Evitando los celos que no son otra cosa que desconfianza, por falta de creer en la integridad del otro.

No se trata de aceptar anti-valores, vicios, desmanes o situaciones inmorales que vayan en contra de las sanas costumbres y la sociabilidad, sino de aquellas debilidades que con algún esfuerzo esa persona pueda cambiar o mejorar y que cada uno está llamado a brindarle apoyo para conseguir repararlas. Nadie cambia a nadie, uno cambia si es su decisión.

Si de casados los hombres continuaran tan interesados en lo sexual como de novios, seguro que los matrimonios tendrían mayor estabilidad, pues no habría tanta infidelidad. Así que de casados estamos llamados a mantener ese interés en la otra persona, independientemente de sus cambios físicos con el pasar de los años, porque lo importante es el amor, la fidelidad como expresión de compromiso con quien decidió donarse a nosotros, para permanecer juntos en las buenas y en las malas.

Todos deseamos dejar una mejor sociedad a nuestra descendencia, pero si desde ya comenzamos a re educarnos en el amor, a propender por mejores parejas y mejores familias, llegará el momento que se cumpla esa expectativa. La libertad, el respeto y el orden siempre serán pilares de una sociedad. Y como protagonistas ahora, de nosotros depende que se mantengan vigentes los valores éticos y morales.

Por último un mensaje a los adolescentes y jóvenes que están en la plenitud de sus vidas, no desaprovechen esa belleza que les ha sido regalada, esa plenitud de los años mozos en que se encuentra para darle rienda suelta a vicios, genitalidad y desmanes por los cuales van a perder la luz que los acompaña. Disfruten la vida sencillamente, sin excesos ni carencias, pero con orden emocional, moral y ético, para que puedan continuar trasegando por este mundo como seres especiales, creados por Dios para vivir en función de ser solidarios, consecuentes y amorosos con vuestros semejantes.

Respetad y seréis respetados, mancillad y seréis condenados. Si actuáis en nombre del amor, vivid con mucho amor y no os hagáis despreciables. Vuestro tiempo juvenil pasa pronto y vuestro desempeño os abre a una etapa en la vida que define vuestro futuro y sus resultados os harán felices y agradecidos o tristes y repudiados. Elegid.

Confío en que estas orientaciones sean bien recibidas por quienes las acojan y encuentren una guía práctica para reorientar sus vidas si es su decisión. Con este mensaje estoy esparciendo una semilla, vosotros encargaros de regarla y hacerla florecer.

NOTA: Con este capítulo hemos llegado al final del curso.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Adolescentes y jóvenes. Educación sexual



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Adolescentes. Educación. Formación de valores
La educación de los adolescentes (sus valores, principios, problemas ) se trata... [12/08/09]
3.097  
2. Embarazo precoz y gordura. Adolescentes
Antiguamente se decían que los cuerpos emitían las señales biológicas que marcaban... [01/08/11]
17  
3. Adolescentes. Dietas y embarazos
En la lección que les presentamos hoy estaremos hablando de las personas que... [26/08/11]
7  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail