12.170 cursos gratis
8.782.564 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 3:

 Planificar un presupuesto (2/2)

¿Cuál es la diferencia, entonces, entre los sueños de un niño y las metas de un hombre maduro?

Muy sencillo. El niño sólo se imagina cosas. No pasa de ahí. No da un solo

paso adelante. El hombre en cambio HACE ALGO para tratar de convertir sus sueños en realidades.

Desde el momento en que usted haga un plan, por sencillo que sea, para tratar de lograr un sueño, lo convierte en una meta. Desde el mismo momento en que usted da el primer paso hacia delante, deja de ser niño y se convierte en hombre.

Mi amigo F.S. soñaba durante años tener casa propia. Un día decidió HACER ALGO al respecto. Fue a una asociación de préstamos para la construcción y averiguó qué tenía que hacer. Salió de allí con un plan, y dos años después se mudó a su casa. Toda su vida había estado soñando. Años y años pasaron sin que nunca su sueño se realizara. Una vez que convirtió ese sueño en una meta HACIENDO ALGO al respecto, sólo tuvo que esperar dos años para lograr su objetivo.

¿Por qué nos da tanto trabajo convertir nuestros sueños en metas? ¿Por qué dudamos tanto en dar ese primer paso? Mucha gente piensa que por haraganería, por dejadez, por irresponsabilidad. Yo no creo eso. Pienso que en la gran mayoría de los casos, lo que nos impide actuar es el miedo. Miedo a fracasar, miedo a quedar mal, miedo a equivocarnos. El miedo es el mayor enemigo del hombre. Mantiene a miles de hombres actuando como niños, soñando infantilmente. Por eso me gusta tanto esa frase de Tagore que dice:

“Si cierras la puerta a todos los errores, dejarás fuera la verdad.”

No digo que no debamos tener miedo. ¿Quién no lo tiene? Digo que, como hombres, debemos actuar a pesar de tener miedo, porque…

“El miedo es más vergonzoso que el fracaso.”

Un hombre que trata de hacer las cosas y fracasa, es mucho más digno de admiración que un hombre que nunca fracasa porque nunca se atreve a hacer cosas. Le puedo asegurar que nunca he hecho nada importante en mi vida, que no me pareciera muy difícil de lograr cuando estaba comenzando.

Pero hay una frase que me ha ayudado a sobreponerme al miedo al fracaso. Quizás le sirva a usted también. Hela aquí:

“Preferiría intentar hacer algo grande y fracasar, a intentar no hacer nada y tener éxito.”

Luis García Dubus (¿Tiene Usted Mentalidad de Éxito? Editorial Diana, S.A. México, 1992).

Realizada, entonces, la anterior y necesaria reflexión, abordemos ahora la Planificación como un paso previo a la preparación del Presupuesto.

Antes de elaborar un presupuesto, como previamente lo señalamos, que implica necesariamente referirse al factor dinero, hay que trabajar en lo que algunos autores denominan Planeación de Vida.

La Planeación es el ejercicio de análisis, ciertamente diagnóstico, y conformación de un instrumento que permite prever, o sea, ver o visualizar con anticipación los hechos que han de ocurrir o puedan o deban ocurrir.

La planeación, o planificación, como también se le llama, además de la previsión, implica una decisión para la autodirección y el autocontrol efectivo de la vida, y esto es decisivo para el éxito, especialmente en el aspecto que en este libro más interesa: la seguridad financiera personal y familiar para el futuro.

Para realizar la planeación es necesario, entonces, tener papeles, hojas y escribir en ellas, ya que el resultado de la actividad debe ser un plan escrito, “papeles hablan”, se dice en Costa Rica, ya que ninguna planeación en cabeza o mente de alguien puede merecer respeto, porque no hay objetividad y no puede haber una forma fiable o confiable para verificar objetivamente que lo establecido realmente se cumplió.

Timn dice que: “La mayoría de los expertos en administración del tiempo y de la vida, concuerdan en que la regla número uno de un proceso meditado de planificación es: usar algún método para planificar, en el que usted pueda escribir los asuntos.”

El método, a que el autor citado se refiere, tiene que ver también con un qué y un cómo hacer la planificación, teniendo siempre en la cuenta, que esto es indispensable, ya que es sabido que nada que se deje al azar produce resultados favorables o esperados.

Planear o planificar la vida de una persona o de una familia implica ver a estas de una manera integral, ya que para sacar el mejor provecho de la vida se necesita una combinación equilibrada de varios yoes, como lo propone Marklan: el yo físico, el yo emocional, el yo mental y el yo espiritual. Sin embargo, y este es un vacío que no sólo se identifica en esta autora sino prácticamente en todos los autores y autoras que se han ocupado del asunto, ya que no se ocupan o prescinden, absurdamente, del aspecto económico o financiero y que siguiendo el lenguaje de aquella, aquí llamaríamos precisamente el yo financiero.

Sería dispendioso ocuparnos aquí de la planificación en función de todos los otros yoes, por eso nos referiremos sólo al que hemos llamado, ojalá acertadamente, yo financiero.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Administración de la economía personal y familiar (2/2)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Administración de la economía personal y familiar (1/2)
Este curso ha sido dividido en dos partes, las cuales intentan dar respuesta a... [28/01/11]
1.705  
2. Gestión de la economía doméstica
Nos quejamos de los bajos salarios que recibimos y continuamente estamos comentando... [20/07/07]
5.788  
3. Nuevo modelo de economía de valor
Un nuevo modelo de economía de valor. Eso es lo que nos presenta el autor de este... [06/04/09]
563  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail