12.176 cursos gratis
8.740.593 alumnos
Facebook Twitter YouTube
Busca cursos gratis:

Capítulo 18:

 Los riesgos de la comunicación en el periodismo (1/2)

Uno de los géneros periodísticos que más llama la atención, tanto de los críticos como de la sociedad, es sin lugar a dudas la nota policiaca o “amarillista”, por muchos factores, destacando los siguientes:

• La especulación en la noticia (explotación del morbo)

• El uso inadecuado del lenguaje (aculturación)

• La actitud cínica de quien escribe (corrupción)

• La falta de regulación para lo que se escribe (no hay ley que lo prohíba)

• La falta de especialización del periodista en las diferentes áreas del periodismo.

• El acelerado crecimiento de la violencia, entre otros.

Es preciso señalar que no podemos separar de las páginas de los periódicos la nota roja, pero sí hacer una presentación no alarmista, mejorando el lenguaje, la escritura y, por qué no, apoyarse en un código de ética, ante una sociedad más exigente, más crítica y más analista.

En lo personal considero que el factor principal que contribuye a presentar una mala nota roja es la falta de preparación del periodista. Su capacitación es indispensable para él como profesional, para su medio como empresa y necesario para que la sociedad esté bien informada.

Durante muchos años la tarea periodística se practicó de manera empírica y sobre el ensayo y error. Los periodistas eran hombres que se formaban en la práctica cotidiana de su trabajo, en la calle o bien en salas de redacción de los periódicos.

El periodista de hoy no sólo se exige estar más preparado sino que debe ser escrupuloso en el respeto de la verdad. De igual manera debe ser un crítico con fundamento y ser vigilante de los valores morales, sobre todo en el manejo de la nota roja, pues hay que recordar que diariamente le toca “juzgar” a los hombres y sus actos.

La preparación del periodista, fundamentalmente si se apoya en su experiencia, lleva muchas oportunidades de superación, así como cumplir con una responsabilidad social. La capacidad de investigar, la habilidad de interpretar el uso profesional del lenguaje, son valiosos auxiliares para no caer en el “desorden de la nota policíaca” y constituirse en un orientador, sin perder el enfoque noticioso.

Es importante señalar que el “descuido” en el uso del lenguaje no solamente es culpa del reportero, lo es también de la empresa por lo que contribuye en el “amarillismo” de la noticia. La empresa tiene la obligación de capacitar a sus reporteros, vigilar para que se respeten las reglas gramaticales, pero también respetar el estilo del periodista para enriquecer la noticia, como lo es la sencillez, la exactitud, concisión, originalidad, claridad y brevedad.

El reportero debe escribir notas policíacas desde un punto de vista desapasionado y objetivo. Los “grandes” incendios y accidentes (tormentas, temblores, desastres de vehículos, ferroviarios, etc.) son hechos importantes de los cuales el lector quiere saber, exige la noticia, lo dramático es aquí, cuando el reportero debe tener cuidado, ya que lo dramático debe estar implícito en los hechos, y no explícito en el lenguaje de la noticia. El vocabulario del reportero tiene que ser cuidadoso, atento en el significado preciso.

Ahora bien, el reportero tiene la obligación de presentar una información completa no superficial, que se conozcan los hechos, muchos de los cuales ayudan a proteger a una comunidad, por ejemplo prevención en el caso de una amenaza de un temblor, huracán, erupción de volcán, etc.

La insistencia de que el reportero se capacite debe ser constante, pues es común que el redactor no maneje términos correctos, por ejemplo en la nota policíaca, los aspectos jurídicos son delicados, pues, inclusive, los errores pueden provocar caer en un delito, como difamación.

Antes de escribir, el reportero tiene que saber lo que significa delito, la estructura de las corporaciones policíacas, la normatividad, sus leyes vigentes, su carácter grave etc. Y sobre todo ser respetuoso de la persona a la que quiere entrevistar y no forzar la entrevista con el entrevistado, como sucede en la mayoría de los casos en la actualidad.

Un estudio sobre derecho penal, sin lugar a dudas, será de auxilio importante, pues en el manejo de los delitos, el reportero debe estar seguro de escribir solamente sobre la base de hechos oficialmente reconocidos por las autoridades, debiendo ser exactos en sus noticias.

Si una persona ha sido detenida y acusada de cierto delito, el reportero tiene que escribir precisamente eso. Una persona detenida no es necesariamente culpable del delito que se le imputa; el reportero no puede declarar culpable a esa persona en su información.

En México ha crecido la delincuencia, principalmente en las grandes capitales del país, por lo que la nota roja se ha hecho más presente en los medios periodísticos, pero de manera exagerada e inclusive ha motivado que varios casos policíacos se lleven al cine, a la televisión -vía telenovelas- y se hagan los hechos más cotidianos.

Nuestras novedades en tu e-mail

Escribe tu e-mail:



MailxMail tratará tus datos para realizar acciones promocionales (vía email y/o teléfono).
En la política de privacidad conocerás tu derechos y gestionarás la baja.

Cursos similares a Actuación y procedimientos policíacos (2/2)



  • Vídeo
  • Alumnos
  • Valoración
  • Cursos
1. Actuación y procedimientos policíacos (1/2)
El curso trata más que nada del actuar de los elementos policiacos en sus... [06/07/11]
67  
2. Televisión, cine y teatro. Actuación
Televisión, cine y teatro. Actuación, curso dirigido a personas que desean... [12/03/09]
1.652  
3. Técnicas y procedimientos de primeros auxilios
Los primeros auxilios son técnicas y procedimientos de carácter inmediato,... [27/03/08]
6.194  

¿Qué es mailxmail.com?|ISSN: 1699-4914|Ayuda
Publicidad|Condiciones legales de mailxmail